Arabia Saudí pagará 110 mil millones a Trump por compra de armas

De acuerdo con la casa Blanca, el monto de las ventas de armas y servicios militares de EEUU a Riad ronda los 110.000 millones de dólares y en el transcurso de la próxima década Arabía Saudi podría comprar a EEUU armas por 350.000 millones de dólares.

Trump visitará cinco países en ocho días.

Para terminar, una imagen gigantesca del rostro de Donald Trump fue proyectada sobre el hotel en donde se está hospedando.

Trump, acompañado también por su hija Ivanka y su yerno, Jared Kushner, mantuvo más tarde una reunión oficial con el monarca y con el príncipe heredero Muhammad bin Naif.

Sin embargo, Melania respetó en parte el estricto código vestimentario saudita para las mujeres al lucir un traje negro de mangas largas, ajustado a la cintura con un enorme cinturón dorado.

Un recibimiento personal por parte del Rey Salman de Arabia Saudita, la cual literalmente no tuvo ni Obama, cañonazos y una aparición de la fuerza aérea fue lo que recibió a Donald Trump en su llegada a Arabia Saudita. De acuerdo con fuentes del canal Al-Arabiya, en el aspecto de la defensa Trump desea establecer en Medio Oriente una organización militar y de seguridad similar a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), una idea que propondrá a los gobernantes del área.

El avión presidencial, Air Force One, aterrizó a media mañana en el Aeropuerto Rey Khalid en Riad, donde Trump fue recibido con alfombra roja por el rey Salman y otros altos funcionarios de Arabia Saudita.

A pesar de sus problemas a nivel nacional, se espera que Trump reciba una cálida acogida en Arabia Saudita.

El principal aliado de Estados Unidos en la región no escatimó recursos para hacer sentir a Trump "como en casa".

Llama la atención que Trump haya roto la tradición de casi siempre visitar primero Canadá o México y dirigirse a Arabia Saudita, la cuna del islam, religión que el republicano atacó varias veces durante su campaña al punto de identificarla como uno de los enemigos de EU. No se cubrió la cabeza, como suelen hacer los cargos extranjeros que visitan el país.

En su travesía del aeropuerto al Hotel Ritz, en donde se hospeda, Trump presenció banderas norteamericanas y letreros en donde aparecía junto al rey saudí con la leyenda "juntos prevaleceremos". Después de criticar efusivamente a Barack Obama por hacer una reverencia ante el rey Abdullah, el magnate ahora hizo lo mismo, algunos años después.

El canciller Saudita dijo en la rueda de prensa que los dos países habían firmado una "declaración de visión estratégica conjunta" y describió a las conversaciones de este sábado como un "día verdaderamente histórico en la relación entre el Reino de Arabia Saudita y los Estados Unidos".

  • Leon Brazil