"Baja" la alerta por terrorismo en Reino Unido

La policía de Mánchester detuvo este sábado a dos hombres, de 20 y 22 años, y procedió en el allanamiento a una "explosión controlada", indicó en un comunicado.

Las imágenes obtenidas de cámaras de seguridad, muestran a Abedi, de 22 años, la noche del ataque que ya deja 12 detenidos. Las autoridades emplearon un artefacto explosivo para entrar en la propiedad y practicar las detenciones.

Según ha publicado Dailymail, la Policía sospecha que Salman Abedi, británico de origen libio de 22 años, recibió subvenciones en el período previo al ataque y pagó sus viajes a Libia, dónde se radicalizó en un campo de entrenamiento yihadista, e incluso los materiales para fabricar la bomba con 7.000 libras de una beca que se le concedió cuando se inscribió en un curso de la Universidad de Salford. Este último perteneció al Grupo Islámico de Combate Libio (LIFG), un organización vinculada a la red al Qaeda que participó en 2011 en la revolución contra el dictador Muamar Al Gadafi y algunos de cuyos militantes supuestamente vivieron durante años refugiados en el Reino Unido.

Ayer, día en que también se redujo de "crítico" a "severo" el nivel de amenaza terrorista en el Reino Unido, la policía dijo que había realizado buenos avances en su investigación sobre el ataque. Sin embargo, todavía quedan "lagunas sobre el conocimiento de la trama", agregó mientras los investigadores estudian los posibles vínculos de Abedi con jihadistas en Gran Bretaña, Europa, Libia y Medio Oriente.

A pesar de haber bajado el nivel de alerta, May pidió a los ciudadanos británicos estar alertas ante cualquier situación irregular.

En una declaración conjunta, Ian Hopkins, comisario de policía de Greater Manchester, y Neil Basu, coordinador nacional de alto nivel para la policía antiterrorista del Reino Unido, dijeron: "Ahora necesitamos que la gente nos diga si tienen alguna información sobre sus movimientos".

Cientos de soldados sustituyeron a las patrullas policiales en sitios considerados sensibles como el palacio de Buckingham y el parlamento, en Londres, y agentes armados con subfusiles recorren el centro de las ciudades, centros de transporte y controlan eventos importantes. También precisó que el ejército permanecerá desplegado durante los tres próximos días, ya que el lunes es festivo en el país.

  • Gilberto Valderrama