Cálida acogida a Trump en Arabia Saudí

Este sábado, Donald Trump ha aterrizado en la capital de Arabia Saudita en el marco de su primer viaje al extranjero como presidente de Estados Unidos.

El gran recibimiento a Trump en Riad, donde pronunciará discurso sobre El Islam contrastó con el recibimiento glacial que recibió hace un año el expresidente Barack Obama, criticado por su acercamiento a Irán, gran rival de Arabia Saudita.

"El presidente Trump entiende que 'Estados Unidos primero' no supone solo Estados Unidos", dijo H.R. McMaster, asesor de seguridad nacional del republicano. "Cientos de miles de millones de dólares de inversiones en Estados Unidos y empleos, empleos, empleos", agregó Trump en sus únicas declaraciones a la prensa al final de la jornada. Su esposa, Melania Trump, bajó del avión con un overol negro acompañado de un cinturón dorado. Después de dos días de encuentros en Riad, el presidente norteamericano viajará a Israel, tendrá una audiencia con el papa Francisco en el Vaticano y se reunirá con sus aliados en una cumbre de la OTAN en Bruselas, además de participar en un encuentro del Grupo de los Siete países más industrializados del mundo (G-7), en Sicilia, Italia. El rey Salman, de 81 años y que utiliza un bastón para apoyarse, llegó al pie del avión a bordo de un carro de golf.

A su llegada a Arabia Saudita, Melania Trump vestía un overol negro con un cinturón dorado y no se cubrió la cabeza, como suelen hacer los cargos extranjeros que visitan el país.

El evento fue por parte del presidente Trump y el rey Salman de Arabia Saudita. Los dos líderes intercambiaron bromas y Trump señaló que era "un gran honor" estar allí. El paquete militar incluye tanques, barcos de combate, sistemas de defensa antimisiles, radares y telecomunicaciones, así como tecnología de ciberseguridad.

Trump visitará cinco países en ocho días pero su primera gira internacional se verá seguramente empañada por el escándalo sobre las supuestas conexiones de su equipo electoral con Rusia. El miércoles, el Departamento de Justicia cedió a los pedidos de los demócratas para nombrar un fiscal especial y se decantó por el ex director del FBI Robert Mueller para dirigir la pesquisa.

  • Leon Brazil