Canoniza el Papa a dos niños pastores que vieron a la Virgen

Francisco recordó su visita a Fátima y afirmó que "desde el inicio", cuando permaneció en un largo silencio en la capilla de las Apariciones, "acompañado por la oración silenciosa de todos los peregrinos, se creó un clima de recogimiento y contemplativo en el cual se desarrollaron los varios momentos de rezo".

En un aniversario considerado aquí "el jubileo" del santuario, el Papa evocó "aquel bendito 13 de mayo de hace 100 años", cuando los dos hermanos, junto a su prima Lucía -la única que no murió en edad temprana, sino que se convirtió en monja carmelita y vivió hasta los 97 años-, mientras cuidaban a sus ovejas vieron a "una Señora muy bella" en medio del campo.

Esto ocurrirá justo 100 años después de las apariciones de la Virgen en Cova de Iria, el mismo valle donde surge hoy el santuario, a los hermanos Marto, de 9 y 7 años, quienes estaban acompañados por su prima Lucía Dos Santos, de 10.

Ambos, sepultados en la basílica de Fátima, se convirtieron en los santos más jóvenes de la Iglesia Católica que no murieron en martirio. Según informa el canal oficial del Vaticano, el milagro que ha permitido esta canonización corresponde a la curación de un niño brasileño.

"Declaramos y definimos Santos a los Beatos Francisco Marto y Jacinta Marto, y los inscribimos en el Catálogo de los Santos, estableciendo que, en toda la Iglesia, sean devotamente honrados entre los Santos".

También exhortó a una "movilización general contra esa indiferencia que nos enfría el corazón y agrava nuestra miopía".

"Yo personalmente soy más malo", destacó, y agregó: "Yo prefiero a la Virgen madre y no la madre que parece jefe de la oficina de telégrafos y va mandando mensaje todos los días", añadió. Además, durante la homilía el Pontífice aseguró que la Virgen se apareció en Fátima a tres pequeños pastores para "recordarnos la Luz de Dios que mora en nosotros y nos cubre" y para advertirnos "sobre el peligro del infierno" al que lleva una vida sin Dios.

El Papa pidió a los católicos que descubran "de nuevo el rostro joven y hermoso de la Iglesia, que resplandece cuando es misionera, acogedora, libre, pobre de medios y rica de amor".

Francisco viajará a Fátima para participar en el centenario de las apariciones los próximos 12 y 13 de mayo, y la ceremonia de canonización será el sábado cuando está prevista una misa multitudinaria en la explanada del santuario mariano.

  • Leon Brazil