Liberan a Chelsea Manning, la exsoldado que filtró información a Wikileaks

La liberación de Manning se dio gracias al perdón presidencial que le fue otorgado por Barack Obama, el pasado mes de enero.

Chelsea Manning había recibido una condena de 35 años, pero en enero Obama decidió conmutarle parte de la pena debido al arrepentimiento que mostró por filtrar en 2010 al portal WikiLeaks un número récord de documentos de la guerra de Irak y de Afganistán. Después del divorcio de sus padres, se mudó a Gales con su madre, quien reprimía su sexualidad y se burlaba de sus maneras afeminadas.

El Ejército quiere, por tanto, mantener su liberación en un bajo perfil.

Manning, ahora de 29 años y de quien hay fotografías disponibles públicamente, podría encontrar refugio en el hogar de una tía en la región de Washington.

Confía en una sólida red de voluntarios que están listos para ayudarla.

Virtualmente desconocida al momento de su arresto, Manning es ahora una figura bien conocida alrededor del mundo. Donald Trump, la llamó a su vez "traidora ingrata".

Manning fue condenada en 2013 por violaciones de la ley de espionaje, robo y fraude informático.

"Pese a las ácidas críticas que le llueven desde la política y el ejército estadounidense, Manning es solamente una respetable vigía que nos alerta", estimó Kate Allen, directora de la rama británica de Amnistía Internacional.

Manning también se ha convertido en un icono para los activistas transgéneros.

Sus abogados consiguieron que se le permitiera iniciar en prisión un tratamiento de hormonas para empezar a transitar a su identidad femenina. Este proceso será más rápido en un ambiente fuera de la cárcel, dijo Manning.

Por ahora sigue siendo empleada del Ejército y conserva su seguro médico. "Soy Chelsea Manning. Soy una mujer", afirmó entonces.

  • Leon Brazil