ÚLTIMA HORA: Norcorea afirma que misil probado puede transportar ojiva nuclear

Estados Unidos y Japón pidieron una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU para abordar los riesgos de la nueva prueba balística que Corea del Norte llevó adelante el pasado domingo, informaron fuentes diplomáticas.

De acuerdo con la KCNA, se trata de "un nuevo modelo de misil balístico estratégico de mediano y largo alcance, el Hwasong-12".

Corea del Norte lanzó un misil desde un recinto situado al noroeste de Pyongyang, según el Ejército de Corea del Sur, lo que supuso la primera provocación desde que el nuevo presidente surcoreano asumió el cargo el miércoles pasado.

"El lanzamiento fue realizado en el máximo ángulo en consideración de los países vecinos".

Washington advirtió de que todas las opciones militares están sobre la mesa, aunque recientemente Donald Trump suavizó su discurso y dijo que estaría "honrado" de reunirse con Kim Jong-un.

Tong Zhao, analista en el Centro de Política Global Carnegie-Tsinghua, dijo que si el misil tiene el rango para llegar a Guam, podría dar a Corea del Norte la capacidad "de disuasión nuclear regional", lo que significa que no necesitaría buscar la construcción de un misil balístico intercontinental (ICBM) que pudiera llegar al territorio continental de Estados Unidos. Uruguay, que por este mes de mayo preside este Consejo, es el encargado de convocar el encuentro.

Aunque Estados Unidos no descarta ninguna opción, China se ha mostrado reacia a cualquier uso de la fuerza contra Pyongyang, temerosa de las consecuencias que un conflicto en la península coreana pueda tener en su frontera.

"El líder norcoreano ordenó a los científicos y técnicos seguir desarrollando continuamente armas nucleares más precisas y diversas y medios de ataque nuclear".

Esta propuesta fue rechazada en Washington, que reclama a Pekín que aplique más estrictamente las sanciones adoptadas por la ONU contra el régimen norcoreano.

"Dejemos que esta última provocación sirva como un llamado a todas las naciones para que se implementen sanciones mucho más fuertes contra Corea del Norte", dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, en un comunicado.

Agregó que las pruebas nucleares de Pyongyang son "inadmisibles", pero recalcó que "hay que volver al diálogo" con Corea del Norte, "dejar de intimidarla y hallar medios para la solución pacífica de esos problemas".

  • Leon Brazil