Trump califica como cacería de brujas proceso investigativo en EE.UU

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, aunque no desmintió el relato de esa reunión revelado por el diario neoyorkino, dijo que las actuaciones de Comey habían puesto una presión innecesaria en la capacidad de Trump para contar con Rusia en temas como Siria, Ucrania y el Estado Islámico.

El Departamento de Justicia nombró este miércoles a Mueller como "fiscal especial" para supervisar la investigación del FBI sobre la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones de 2016, incluyendo los presuntos vínculos con la campaña de Trump.

El presidente Donald Trump criticó el jueves la investigación sobre la supuesta colusión de su equipo de campaña con Rusia, calificándola como la "mayor caza de brujas" en la historia de Estados Unidos.

"Con todos los actos ilegales que tuvieron lugar en la campaña de Clinton y la administración Obama, ellos nunca tuvieron un consejero especial designado", escribió en alusión al investigador especial.

"Como he dicho muchas veces, una investigación exhaustiva confirmará lo que ya sabemos; no huno connivencia entre mi campaña electoral y cualquier entidad extranjera. No he llegado a semejante determinación", explicó el fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, en el comunicado en el que anunció el nombramiento de Mueller.

Sin embargo, duda que las investigaciones puedan llevar a un enjuiciamiento (destitución) del presidente, quien tiene el apoyo del liderazgo republicano en el Congreso. Espero que este asunto concluya rápidamente.

Durante una entrevista con NBC dos días después de que despidió a Comey el 9 de mayo, Trump dijo que él había estado haciendo planes desde hace meses para despedir a Comey, y relacionó su decisión con la investigación del FBI sobre Rusia al decir: "De hecho, cuando decidí hacerlo, me dije a mí mismo, dije, sabes, esta cosa rusa con Trump y Rusia es una historia inventada". Poco después de esa versión oficial, Trump dijo públicamente que había prescindido de Comey al considerar que era un "fanfarrón" y que el FBI llevaba tiempo que era "un descontrol".

El New York Times informó el martes que Trump trató de presionar a Comey para que dejara de investigar al ex asesor de seguridad nacional Michael Flynn, citando un memorándum escrito por Comey.

Los que sí lo hicieron fueron el presidente ruso Vladimir Putin y miembros del Senado de Estados Unidos.

La Casa Blanca no respondió a las solicitudes de comentarios y el abogado de Flynn declinó hacer declaraciones.

Trump (centro) se reunió con Sergei Lavrov (izquierda) y el embajador Kislyak (derecha) el pasado miércoles.

  • Leon Brazil