A un gusano enviado al espacio le salen dos cabezas — FOTOS

Según el estudio publicado en la revista Regeneration, varios gusanos han pasado cinco semanas en la Estación Espacial Internacional y, cuando regresaron a la Tierra, han sufrido una amputación de la cola y la cabeza.

Los gusanos además estuvieron en observación durante 20 meses para revisar todas las reacciones que podrían experimentar en su regreso, descubriendo además que al ser sumergidos en agua se doblaron y estuvieron paralizados por unos segundos antes de volver a la normalidad, comprobando también que habían experimentado cambios en sus comunidades microbianas.

Para ello, en el marco del su estudio dos grupos de gusanos de la especie Dugesia japonica fueron enviados a la EEI en enero de 2015. El resultado más llamativo fue notar que uno de los gusanos se regeneró y mostró dos cabezas. "Estimamos alrededor de 15 mil gusanos de control en los últimos 5 años, sin ningún animal de dos cabezas que haya aparecido de un fragmento de control sin tratar", agregan. Otro detalle importante es que incluso después que las dos cabezas fueron amputadas del gusano, volvieron a desarrollarse. Este tipo de "persistencia" del cambio se ha observado en laboratorios, por lo que los investigadores concluyen que sólo la "reprogramación a un estado de dos cabezas habría sido inducida por el viaje al espacio".

Con su experimento los investigadores querían averiguar cómo la ausencia de fuerza de gravedad y los campos geomagnéticos del espacio influyen en la anatomía de los organismos de los platelmintos, que son hermafroditas, y en su capacidad de reproducirse regenerándose a sí mismos en el cosmos. "A medida que los humanos transitan hacia convertirse en una especie espacial, es importante deducir el impacto de los vuelos espaciales en la salud regenerativa, por el bien de la medicina y de la investigación de laboratorio en el espacio", declaró Morokuma al sitio de Tufts.

  • Buena Jesus