Aumenta a 62 el número de muertos por incendio en Portugal

De los fallecidos, 30 personas fueron encontradas en sus vehículos, repartidos en dos carreteras de Leiria que quedaron cercadas por el fuego.

Las llamas se propagaron durante la tarde del sábado de forma "que no tiene explicación", insistió João Gomes, después de que durante la tarde del sábado "vientos descontrolados" convirtiesen un fuego de bajas dimensiones en "un incendio imposible de controlar".

El Canciller, Heraldo Muñoz, entregó hoy "toda la solidaridad" del Gobierno chileno al Ejecutivo de Portugal, ante el gran incendio que sigue azotando el centro de ese país, que ha dejado a unas 61 personas muertas.

El secretario de Estado del Interior, Jorge Gomes, confirmó el balance de 62 muertos y 50 heridos entre los que se encuentran ocho bomberos.

Asimismo, dos de las nuevas víctimas fallecieron en un accidente de tránsito en la zona "presumiblemente motivado por las llamas", indicó el secretario de Estado, quien añadió que los bomberos esperan "dentro de poco" extinguir dos de los cuatro frentes que permanecen activos.

La rápida propagación del fuego se explica por las "condiciones meteorológicas extremadamente adversas" registradas en Portugal este sábado, con temperaturas que superaron los 40 grados, explicaba a EFE Pedro Do Carmo, de la Policía Judicial.

Más de 680 efectivos están combatiendo las llamas en Pedrógão con el apoyo de unos 220 vehículos; muy cerca de allí, en Góis, están luchando contra el incendio otras 390 personas y unos 120 vehículos.

Los agentes han apuntado que la causa más probable para el incendio es la caída de un rayo en un árbol de la zona. Francia garantizó ya el envío de tres aviones y también España se comprometió a enviar otros. "Es difícil decir si estaban huyendo del fuego o fueron sorprendidos por él", según Gomes.

De momento, se desconocen las causas de este suceso.

  • Montenegro Chinchilla