Canciller RD llega a México para participar en cumbre de la OEA

El Canciller Dominicano Miguel Vargas Maldonado, participará este lunes en el Cuadragésimo Séptimo Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el cual tratará la situación política y social de Venezuela, entre otras aristas, razón por la cual el ministro de Relaciones Exteriores dominicano viajó este vienes a Cancún, México.

La ministra de Relaciones Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, advirtió que nada detendrá a su gobierno defender los derechos de su país ante la OEA.

En el concierto de naciones -con muy contadas y desatinadas excepciones como la asumida por el gobierno de Bolivia- parece haberse impuesto ya el convencimiento de que la situación interna de Venezuela puede afectar la estabilidad de otros países de la región y derivar en una crisis humanitaria sin precedentes.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, destacó este jueves la "importancia" de la 47 Asamblea General de la OEA y dijo que había instruido a Tillerson a promover el debate sobre Venezuela en ese foro.

A través de un comunicado del Departamento de Estado, se anunció que en el subsecretario de Estado de los Estados Unidos, John J. Sullivan, viajará a la ciudad de Cancún en representación de Tillerson, el próximo lunes 19 de junio.

Más de mil 600 personas participan en la reunión, entre delegaciones de los países miembros, los representantes de la sociedad civil, trabajadores, empresarios, invitados especiales, miembros de la prensa y funcionarios de la Organización.

En paralelo, la dirigente nacional del Partido de la Revolución Democrática, Alejandra Barrales, y la secretaria general, Beatriz Mojica, demandaron al presidente de la OEA, Luis Leonardo Almagro Lemes, que la misión de vigilantes se extienda al proceso electoral, no solo durante la jornada.

La OEA se enfrenta a la crisis venezolana dividida entre los aliados de Caracas, como Nicaragua y Bolivia, y aquellos que reclaman suspender la Constituyente, llamar a elecciones y liberar a presos políticos.

Y las expectativas son pocas.

"Habrá que ver cómo va a reaccionar Venezuela y sus aliados en el ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de América), si ellos también van a amenazar con salir de la organización", añade.

En todo caso, observa el analista, la única sanción aplicable por la OEA sería aislar o rechazar la membresía de un Gobierno, a menos que, como ocurrió con Haití en los años 90, se permita a los estados miembros aplicar sanciones de manera individual.

  • Ricardo Clara