'Carne débil': JBS vende sus operaciones en Argentina, Paraguay y Uruguay

El acuerdo, que ya fue aprobado por los directorios de ambas compañías, es el primero de JBS desde que sus fundadores admitieron haber pagado sobornos a cambio de favores políticos, en un escándalo que amenaza con derrocar al presidente brasileño, Michel Temer.

"El precio está sujeto a un ajuste en valor equivalente a la diferencia entre el capital circulante líquido y la deuda a largo plazo de las sociedades en la fecha de cierre (del negocio), cuyo valor calculado el 31 de marzo de 2017 era positivo en cerca de 40 millones de dólares", según el comunicado.

J&F Investimentos, la matriz de JBS, firmó un acuerdo de indulgencia y pagará 10,300 millones de reales (3,100 millones de dólares) por su participación en los delitos admitidos por la familia Batista, que controla el grupo.

Como parte de su acuerdo con la Justicia, le entregaron a la Fiscalía una grabación en la que Wesley Batista relata varias de sus corruptelas en una conversación en la que Temer escucha sin cualquier reacción a las referencias de los diferentes ilícitos.

Hoy, el grupo empresario dio a conocer la operación de venta a Minerva a las autoridades regulatorias de Brasil y afirmó que los ingresos que obtenga por serán usados para reducir la deuda de la compañía.

También posee una planta de procesamiento de proteínas (vacuna, porcina y aves), llamada Minerva Fine Foods.

Entre las empresas incluidas en el acuerdo de venta destaca la JBS Paraguay, el Frigorífico Canelones (Uruguay) y la JBS Argentina.

Minerva controlará operaciones en la Argentina, Paraguay y Uruguay. En nuestro país, JBS también posee otras dos plantas procesadoras: Industria Paraguaya Frigorífica SA.

Minerva Foods opera diecisiete plantas de faena, 11 ubicadas en Brasil, 3 en Paraguay, 2 en Uruguay y 1 en Colombia. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

  • Leon Brazil