Colombia ofrece USD 34.000 por información sobre responsables de atentado en Bogotá

Autoridades colombianas informaron que una de las víctimas fatales fue identificada como Julie Huynh, de 23 años, de origen francés.

Llevaba seis meses como voluntaria en un colegio al sur de Bogotá. Su madre, Nathalie Veronique, de 48 años, se encuentra entre las heridas.

La policía local dijo que el explosivo había sido puesto detrás de uno de los inodoros del baño y que los técnicos están verificando qué tipo de artefacto era.

Lo mismo hizo el canciller nacional, Eladio Loizaga, quien también prefirió hacer llegar sus lamentos vía redes sociales al presidente colombiano, Juan Manuel Santos.

La policía asignó una unidad especial que investiga el caso.

Asimismo, exigen al Estado colombiano una investigación profunda al respecto, en función de que se establezca la justicia frente a esta acción terrorista.

El gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con unos 1.500 combatientes según cálculos oficiales, instalaron diálogos de paz en febrero, sin que se acordara un cese al fuego.

PPK envió en un mensaje publicado en Twitter "un abrazo fraterno y solidario" al pueblo y al Gobierno de Colombia. La organización "pide seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas y temerarias; hay quienes pretenden así hacer trizas los procesos de paz", señaló antes de expresar más abiertamente su rechazo.

Las imágenes que dejó el atentado en el exclusivo centro comercial Andino, con mujeres heridas y pidiendo auxilió trajo a la memoria a los colombianos la época de los coche-bombas y atentados contra la población civil tanto de los carteles de la droga como de las guerrillas de las FARC.

En las calles se observa poco tráfico, lo que también pudiera asociarse al recogimiento para celebrar el día de los padres y a que muchas familias salieron de la ciudad para aprovechar el asueto que se extenderá hasta el lunes, por la celebración religiosa de Corpus Christi.

Santos, quien habló rodeado por el vicepresidente, Óscar Naranjo, el comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, y otros funcionarios, sostuvo que no hay indicios de posibles atentados en ningún otro lugar de Bogotá y afirmó: "Di instrucciones de abrir inmediatamente este centro comercial".

"Uruguay reitera su rechazo al uso de la violencia, que causa la muerte de civiles inocentes, al tiempo que quebranta principios y valores básicos como la libertad y el respeto a los derechos humanos fundamentales que sostienen la convivencia pacífica entre los seres humanos.", agregó la Cancillería en su escrito.

  • Leon Brazil