Conservadores pierden mayoría absoluta en el Parlamento británico

A diez días del comienzo oficial de las negociaciones del "brexit" en Bruselas, la primera ministra conservadora británica, Theresa May, ha perdido la mayoría absoluta, lo que abre un periodo de inestabilidad política en el Reino Unido con unos resultados que refuerzan a los laboristas, debilitan a los independentistas escoceses y borran del mapa parlamentario al UKIP.

Con la voz quebradiza, y en medio de fuertes críticas internas por el "desastre" de su campaña, May anunció que seguirá en su puesto e intentará formar Gobierno para dar "estabilidad" al país.Los conservadores encabezan el escrutinio pero han perdido por el momento una docena de escaños, mientras que la oposición laborista gana una treintena.

De confirmarse, el resultado sería humillante para May, quien convocó a elecciones anticipadas con la esperanza de incrementar su mayoría y fortalecer la postura británica en las negociaciones para abandonar la Unión Europea.

Si se confirman los resultados, May habría sufrido un fuerte revés y su carrera estaría en peligro. Para empezar, se vería obligada a pactar para formar gobierno, o negociar acuerdos puntuales, cuando lo que pretendía al adelantar las elecciones era lograr un Parlamento dócil.

Como los conservadores han obtenido el mayor número de escaños, les corresponde a ellos tratar primero de formar Gobierno, pero, de no conseguirlo, May debería dimitir.

El sorpresivo resultado de los comicios podría generar confusión de cara a las negociaciones de Londres para abandonar la Unión Europea, que está previsto que comiencen el 19 de junio.

Hasta ahora, los analistas auguran un Parlamento "ahorcado", en el que ningún partido político tendrá mayoría absoluta.

Sin embargo, las elecciones tuvieron una victoria parcial para el partido liderado por Jeremy Corbyn, ya que ganaron en 28 circunscripciones del Reino Unido y disminuyeron su distancia del partido de la primera ministra.

El Partido Liberal Demócrata aumentó también su participación con 14 diputados, seis más en relación con los que consiguió en 2015. El líder laborista presentó con éxito los comicios como una opción entre dos visiones de la sociedad, prometiendo gobernar "para todos, no para unos pocos". "La primera ministra y candidata conservadora (.) no saldrá ilesa", advierte el diario español El País, que señala que "la campaña ha mostrado las debilidades del liderazgo y el proyecto" de la premier.

"Si el sondeo es verdad, esto es completamente catastrófico para los conservadores y para Theresa May", dijo a ITV George Osborne, ministro de finanzas del partido desde 2010 y hasta 2016, cuando fue despedido por May.

Este jueves, 46.9 millones de británicos elegirán a sus gobernadores en los comicios que se realizan en una jornada que va desde las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche, en Reino Unido.

  • Ricardo Clara