Cuba denuncia que medidas de Trump retroceden avances en relación bilateral

El presidente Donald Trump anunció hoy nuevas medidas que restringen la política de apertura hacia Cuba, establecida por Barack Obama, y dijo que su gobierno mantendrá el régimen de sanciones hasta que se liberen todos los presos políticos y haya elecciones libres en la isla.

El un comunicado emitido por el ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, el gobierno del país caribeño denuncia las nuevas medidas de endurecimiento del bloqueo, "que están destinadas a fracasar como se ha demostrado repetidamente en el pasado, y que no lograrán su propósito de debilitar a la Revolución ni doblegar al pueblo cubano, cuya resistencia a las agresiones de cualquier tipo y origen ha sido probada a lo largo de casi seis décadas".

"Cuba reitera su voluntad de continuar con el diálogo respetuoso, así como la negociación de los asuntos bilaterales pendientes", ha manifestado el Gobierno. Las disposiciones incluyen restricciones más estrictas a los viajes de estadounidenses, prohibición de negocios con empresas cubanas manejadas por militares y reafirmación del embargo. El gobierno de Estados Unidos supervisará otros viajes para asegurarse de que los viajeros están llevando a cabo "actividades de intercambio educativo a horario completo".

"No puede ser que diga que va a recrudecer el bloqueo a Cuba, eso lo rechazamos (.)".

Los detractores afirman que los cambios solo perjudicarán a los ciudadanos cubanos que trabajan en el sector privado y que dependen del turismo estadounidense para ayudar a proveer a sus familias.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes la cancelación con efecto inmediato del acuerdo con Cuba impulsado por su predecesor, el ex mandatario Barack Obama.

El gobierno de Cuba considera que en este momento Estados Unidos no está en posición de dar lecciones de buenas costumbres, ya que es uno de los primeros en violar los derechos humanos de los inmigrantes y de brutalidad policiaca.

Sin embargo numerosos analistas señalan que algunas de las medidas dispuestas no serán de implementación sencilla. Solo puede ser levantado por el Congreso de Estados Unidos y los legisladores, en especial aquellos de ascendencia cubana como el senador republicano de Florida Marco Rubio, no han mostrado interés en hacerlo.

  • Monte Muniz