Durant y Curry se reivindican ante James e Irving con primer triunfo

Durant estuvo imparable, 11 meses después de irse de los Thunder de Oklahoma City en julio pasado para sumarse a los Warriors. -Para LeBron James y sus compañeros de equipo, el segundo partido de la final de la NBA el domingo es de una importancia capital: después de su derrota 113-91 ante los Golden State Warriors en el juego de apertura el jueves, los Cleveland Cavaliers tienen que reaccionar y elevar su nivel de juego.

Los Warriors, guiados por su astro armador Stephen Cuury, autor de 36 puntos, se llevaron la final de la Conferencia Oeste por barrida de 4-0 contra las 'Espuelas', preservando así su dominio en los playoffs del 2017.

Curry también fue centro de atención por el nuevo modelo de zapatilla deportiva que estreno durante el partido, la cuarta versión de la marca que promociona. Asimismo, el técnico de los Cavaliers Tyronn Luelos exigirá a los suplentes del equipo mayor respaldo a los regulares, pues en el choque pasado solo anotaron 24 rayas, cuando LeBron fijó sus números en 28 puntos, 15 rebotes y ocho asistencias, Kevin Love aportó 15 unidades y 21 rebotes, y Kyrie Irving se quedó con 24 tantos.

"Es algo que tengo que corregir", declaró James al concluir el partido. "No podemos ganar a un rival como los Warriors con 20 perdidas de balón".

James, que brilló en su juego individual, rechazó que el problema racista de las pintadas que aparecieron hace varios días en su mansión de Los Angeles le hubiese afectado en el campo.

Warriors-Cavaliers, ya el gran clásico moderno de la NBA y un duelo que en las tres últimas temporadas se ha ido llenando de anécdotas, gestos y momentos deportivos para la posteridad.

Esta final se presenta sumamente interesante, pues es el tercer año consecutivo que estos dos equipos llegan a esta instancia.

  • Ricardo Clara