El partido de Macron arrasa en las legislativas, según proyecciones de voto

La República en Marcha (LRM) de Emmanuel Macron obtendría una mayoría absoluta en la Cámara baja del Parlamento algo menor que la prevista inicialmente por los sondeos.

Con una abstención récord marcando las elecciones parlamentarias de Francia, el partido de Macron logra la mayoría absoluta. Los primeros desilusionados fueron sus simpatizantes, que no fueron a votar.

Como marca la tradición, el primer ministro Edouard Philippe presentará, entre hoy lunes o mañana martes, la dimisión de su gobierno.

En las elecciones legislativas, Macron logró una posición altamente favorable para su partido, mientras el resto de las formaciones quedaron bastante alejadas.

De los demás partidos, sólo Los Republicanos repuntaron, superaron sus propias expectativas y, con un centenar largo de diputados, se convirtieron en la segunda fuerza.

Marine Le Pen, la presidente del xenófobo Frente Nacional, será finalmente diputada en la Asamblea Nacional.

Conviene recordar, sin embargo, que a Macron le falta el Senado, al menos hasta que las regiones renueven la mitad del mismo en otoño, y que también François Hollande tuvo al inicio de su mandato una gran mayoría, el dominio de la alcaldía de París y numerosos gobiernos regionales; pese a ello, su presidencia fue un cúmulo de decepciones. A media jornada la participación era de 17.75 por ciento, en comparación con el 19.24 por ciento a la misma hora en la primera ronda del domingo pasado. La derrota fue tal que inmediatamente después de conocerse las primeras proyecciones, el líder de la fuerza, Jean-Christophe Cambadélis, anunció su renuncia y adelantó que el partido quedará a cargo de una conducción colegiada. "Hay que construir una nueva oferta política de izquierda para contrarrestar el neoliberalismo y el nacionalismo ".

Al sobrepasar los 289 asientos, LREM! y MoDem obtienen el control de la Asamblea Nacional, obligando tanto a los partidos de derecha como de izquierda a depender del apoyo del oficialismo.

"Los franceses optaron por dar una oportunidad al Presidente y no dejaron opciones a sus rivales". Habrá una mayoría con una oposición. Jean-Luc Mélenchon la celebró por su significado político, que a su juicio representa que los franceses han "entrado en una huelga general cívica" que resta legitimidad a las reformas que pretende Macron.

La lideresa ultraderechista del Frente Nacional, Marine Le Pen, fue elegida este domingo, por vez primera, como diputada en la Asamblea Nacional de Francia.

Por su parte, Le Pen tampoco disputó las cifras de las proyecciones, festejó que su fuerza aumentó el número de diputados y lanzó -a través del diario Le Monde- una clara advertencia a la nueva mayoría oficialista: "Si bien el gobierno de Macron dispone de una mayoría muy fuerte, debe saber que sus ideas son sin dudas minoritarias en el país".

  • Leon Brazil