Exigen un real "estado laico"

Los organizadores dijeron esperar que tres millones de personas participen en el 21er desfile anual del orgullo gay de la ciudad.

Una multitud se concentró al mediodía de hoy, domingo 18 de junio de 2017, frente al Museo de Arte Moderno de Sao Paulo (Brasil), para dar inicio a la vigésima primera edición del Desfile del Orgullo Homosexual de la mayor ciudad brasileña, en la que son esperadas tres millones de personas.

La marcha de este año se centra en el secularismo y en la idea de que ninguna religión es ley, independientemente de las creencias individuales de la gente. "Todos y todas por un estado laico", tiene como principal objetivo criticar la intromisión de las religiones, especialmente de las homofóbicas, en un Estado como Brasil que se declara laico en su Constitución.

Según la Asociación del Desfile del Orgullo de Gays, Lesbianas, Bisexuales y Transgéneros de Sao Paulo (Apoglbt SP), el factor religión incide de forma clara en la toma de decisiones económicas y políticas de Brasil.

"Nuestros principales enemigos hoy son los fundamentalistas religiosos, grupos de personas dentro de algunas religiones que insisten en condenarnos y retirarnos los derechos ya adquiridos", explicó Claudia Santos Garcia, directora de la asociación que promueve el desfile en Sao Paulo, en el portal de la organización.

Muchas personas en el desfile compartían el sentimiento que los fundamentalismos religiosos amenazan los derechos. "Nuestro papel es el de luchar por los derechos, pero nuestro trabajo es todo el año, por lo que podemos reducir la violencia, la discriminación social contra la población LGBT ", dijo citado por Brasil de Fato. Cirugías para cambio de sexo en hospitales públicos, adopción de niños por parejas del mismo género, matrimonio civil y permiso de maternidad para los padres son algunas de las victorias logradas en los últimos diez años.

976x659 Sao Paulo. Según un informe de la Asociación Internacional de Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgéneros e Intersexuales, Brasil ocupa el primer lugar de homicidios de la comunicad LGBT en la región. Cálculos de ediciones anteriores apuntan que 44.2 por ciento de los asistentes son del interior del país y que gastan cada uno en promedio mil 500 reales (450 dólares al cambio actual) durante la visita a la ciudad para ir al evento.

La cantante Daniela Mercury, bandera del movimiento LGBT desde que en 2013 hizo pública su relación con una periodista fue una de las encargadas de la parte artística de la marcha, al igual la estrella del funk Anitta, y Naiara Azevedo.

  • Gilberto Valderrama