Hubo un atentado en Colombia y las FARC enviaron un mensaje

La explosión ocurrió en los baños del exclusivo centro comercial Andino, en el norte de la capital colombiana, cuando cientos de personas realizaban compras para la celebración del Día del Padre. "Me preguntó a dónde quería ir (y le dije) vamos al centro Andino", detalló Santos, quien insistió en que "no hay ninguna posibilidad de que el terrorismo vaya a doblegar al pueblo colombiano". "Lamento informar de que son tres las mujeres fallecidas por bomba en Centro Andino". La joven "llevaba seis meses trabajando como voluntaria en un colegio de sector popular", escribió en su cuenta de Twitter. Medios locales indican que se trata de la madre de Huynh, una de las víctimas mortales.

El presidente Juan Manuel Santos anunció una recompensa de 100 millones de pesos para quienes colaboren con información que permita encontrar a los responsables de la explosión que se presentó en el centro comercial Andino en Bogotá.

La policía asignó una unidad especial que investiga el caso.

Todos los partidos políticos condenaron el atentado, al tiempo que el Ejército de Liberación Nacional (ELN), que es el grupo rebelde que está activo y en negociaciones con el gobierno de Santos, negó a través de sus redes sociales, que haya ejecutado este atentado contra civiles. La organización "pide seriedad a quienes hacen acusaciones infundadas y temerarias; hay quienes pretenden así hacer trizas los procesos de paz", señaló antes de expresar más abiertamente su rechazo. "La respuesta a este tipo de ataque es la normalidad", enfatizó.

Explicó que hasta este momento no hay indicios claros sobre quién está detrás del atentado, pero insistió en que los perpetradores del hecho serán puestos ante las autoridades.

El atentado estremeció a los colombianos que creían haber pasado la página del terrorismo después del desmantelamiento de los grandes carteles de la droga en los años 90 y empezaban a vivir una inédita sensación de seguridad por la firma del acuerdo de paz con la guerrilla de las FARC, que también condenó el ataque.

Al reaccionar al atentado, el jefe máximo de las FARC, Rodrigo Londoño Echeverri, alias "Timochenko", expresó en Twitter su solidaridad con las víctimas y advirtió que "dicho acto sólo puede venir de quienes quieren cerrar los caminos de la paz y reconciliación".

El centro comercial fue evacuado, lo que provocó un caos vehicular en los alrededores. "Mañana es el Día del Padre, a los bogotanos les digo y a los colombianos celebren normalmente el Día del Padre en sus familias, los terroristas no van a cambiar nuestro proceder", resaltó.

Bogotá ha tenido una notable mejoría en seguridad en la última década con el paulatino fin de su añejo conflicto armado, pero la capital sigue siendo vulnerable a ataques debido a que los bogotanos han bajado la guardia.

  • Leon Brazil