Incendio en Portugal deja al menos 57 muertos

El incendio, que ha cobrado la vida de al menos 61 personas y ocasionado más de medio centenar de heridos, se concentra en el término municipal de Pedrógão Grande, ubicado en el distrito de Leiria, una zona del centro del país, conformada por aldeas pequeñas y dispersas, y enormes llanuras por las que atraviesan varias carreteras nacionales.

De los cuatro frentes que permanecen activos en la zona, se prevé que sean controlados dos "dentro de poco", dijo Gomes.

También se mostró conmocionado por la situación el primer ministro António Costa, que sigue los hechos desde la central de la Defensa Civil en Carnaxide, a las afueras de Lisboa.

Las autoridades informaron que el fuego no se ha extinguido del todo y que al menos 30 víctimas mortales quedaron atrapadas en sus vehículos, cuando transitaban por una carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, reseñó la agencia EFE.

Expresó que fueron hospitalizados 18 heridos, y que 5 personas, entre ellas 4 bomberos se encuentran en estado grave de salud.

El mandatario indicó que las autoridades portuguesas trabajaban para identificar a las víctimas y apagar el intenso fuego que rodea la zona.

La Policía judicial ha corroborado esa información tras encontrar un árbol afectado por un rayo, algo que habría contribuido a acrecentar la dimensión del fuego.

Los fuertes vientos que soplaron este sábado, unidos a temperaturas superiores a los 40 grados, fueron los causantes de la rápida propagación, algo que se ha repetido en las últimas horas y está complicando las labores de extinción. Francia garantizó ya el envío de tres aviones y también España se comprometió a enviar otros.

"Desgraciadamente, ésta es, sin duda, la peor tragedia que hemos conocido en estos últimos años en términos de los incendios forestales", dijo.

  • Leon Brazil