Londres: Protestas por las víctimas de voraz incendio

"Al menos 30 personas" murieron en el edificio en el incendio del miércoles, dijo a la prensa el comandante de policía Stuart Cundy, pronosticando que "tristemente el número volverá a aumentar".

Al menos 58 personas son consideradas como muertas en el incendio de la torre Grenfell de Londres, anunció el sábado la policía, actualizando el saldo anterior de 30 muertos confirmados con más de 28 personas, presumiblemente muertas.

El balance aumentará probablemente a medida que los bomberos avancen dentro de la estructura calcinada de gran parte del edificio, ya que hay familias de las que no se sabe nada, se conoce que treinta y siete personas seguían hospitalizadas.

Pasado el mediodía de hoy, aún se percibía una columna de humo que salía de una de las alas de la torre en la que vivían al menos 600 personas.

En las últimas horas se llevaron a cabo nuevas protestas contra la primera ministra Theresa May, acusada de no haber reaccionado de forma apropiada a la catástrofe.

El fuego atravesó la torre de 27 pisos en sólo 15 minutos después de que explotara una nevera defectuosa.

La mandataria prometió una investigación pública y 5 millones de libras (6,4 millones de dólares) para ayudar a las víctimas del incendio que rápidamente envolvió y carbonizó la enorme estructura. Según las autoridades, algunas de las víctimas puede que nunca sean encontradas. Por su parte, la Reina Isabel II divulgó esta mañana un comunicado en el que dijo que la nación enfrenta tiempos de sombra no sólo por el incendio, sino por los recientes atentados terroristas.

Según los hospitales ingleses, ahora mismo hay 19 personas hospitalizadas en cuatro centros médicos, de las cuales 10 están en estado crítico.

"Cuando se lo pone a prueba, el Reino Unido se muestra determinado frente a la adversidad", escribió la reina.

  • Leon Brazil