México condena el atentado y expresa solidaridad a Colombia

EFE El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, condenó de manera enérgica el ataque ocurrido en un centro comercial de Bogotá en el que murieron al menos tres mujeres, entre ellas una ciudadana francesa.

El atentado ocurrió a tres días de que las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) dejen para siempre las armas para dar el salto a un movimiento político, después de un acuerdo de paz que firmaron en noviembre del 2016 en Bogotá.

El centro médico identificó a las víctimas como Ana María Gutiérrez, de 27 años, y Lady Paola Jaimes Ovalle, de 31 años.

El mandatario encabezó este domingo un consejo de seguridad por este ataque que provocó la condena unánime de los colombianos y al término de esa reunión anunció además una recompensa de unos $33,600 por información sobre los responsables del atentado.

"A quienes pretenden desestabilizar la paz no les importan los inocentes", agregó el senador oficialista, Roy Barreras, quien es uno de los más aguerridos defensores del proceso de paz en el Congreso de Colombia.

"Y si esto es una manifestación en ese sentido, tengan la absoluta seguridad que a esos enemigos de la paz los vamos a perseguir sin tregua ni cuartel", puntualizó Santos. El analista Víctor De Currea-Lugo consideró poco probable que el ataque proviniera de las guerrillas de las FARC o del ELN, único grupo rebelde activo del país.

El gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con unos 1.500 combatientes según cálculos oficiales, instalaron diálogos de paz en febrero, sin que se acordara un cese al fuego.

La Zona Rosa donde está el centro comercial, rodeado de restaurantes, bares y discotecas muy frecuentados por turistas, volvía a la normalidad este domingo en el Día del Padre y varios compradores se acercaron al lugar para hacer un tributo a las víctimas.

"Ellos saben perfectamente lo que tenemos que hacer para responder a esos actos terroristas, los colombianos también tenemos un talante de no permitir que el terrorismo nos vaya a amedrentar", subrayó Santos, quien pidió unidad al país.

Tras el atentado, Santos canceló un viaje a Portugal, pero mantendrá su visita a Francia. El 19 de febrero, una explosión cerca de la Plaza de Toros dejó un policía muerto y otros 23 uniformados y dos civiles heridos, en un hecho que se atribuyó el ELN.

La bomba que causó la tragedia estalló el sábado por la tarde en uno de los baños de mujeres de la segunda planta del centro comercial Andino, uno de los más exclusivos de Bogotá, situado en el acomodado barrio de El Chicó. El Gobierno panameño lamentó las consecuencias fatales y afirmó que "Panamá reitera su profundo rechazo a este y todo acto de violencia, y hace un llamado al más estricto respeto a la paz y la seguridad en esta región y a nivel global".

Sobre los posibles autores del ataque, el presidente afirmó que no hay "todavía indicios claros sobre quién pudo haber sido el responsable", pero advirtió que "caerán" al sentenciar que su Gobierno no permitirá "este tipo de ataques cobardes".

  • Ricardo Clara