Maduro rechaza discurso de Trump sobre Cuba: "Demuestra su desprecio e ignorancia"

En colaboración con "En Fórmula con Enrique Muñoz", Vaqueiro precisó que Trump dio su discurso en la Florida, un punto importante porque fue un estado clave para su triunfo, al encontrar un camino que lo llevara a la Casa Blanca el día de las elecciones.

Trump anunció una restricción de ciertos viajes de estadounidenses a Cuba y de los negocios con el Ejército de la isla, en un intento de endurecer la política de deshielo iniciada por su antecesor.

En un discurso en Miami -calificado anoche por el Gobierno del presidente cubano, Raúl Castro, como "hostil" y como un "retroceso en las relaciones entre los dos países"-, Trump presentó su nueva política y firmó una directiva que revierte parte de la histórica apertura del expresidente Barack Obama al país de gobierno comunista después del hito diplomático alcanzado en el 2014.

Por su parte El Universal relaciona que Trump se equivoca con Cuba y conceptúa de incierta la política exterior de Estados Unidos.

Al restringir los viajes individuales de estadounidenses a Cuba, la nueva política también conlleva el riesgo de restringir una importante fuente de ingresos para el sector privado de la isla, al que la medida pretende apoyar. Desde entonces, Washington ha estado abriendo un incipiente flujo de intercambio comercial y permitió que los estadounidenses viajen dentro de 12 categorías, entre ellas el "contacto pueblo a pueblo" o el "intercambio cultural".

Nicaragua hace suya la Declaración del Gobierno Revolucionario de Cuba cuando afirma: "El Gobierno de Cuba reitera su voluntad de continuar el Diálogo Respetuoso y la Cooperación en temas de interés mutuo, así como la negociación de los Asuntos Bilaterales pendientes con el Gobierno de los Estados Unidos".

El embargo aún está vigente y no sufrirá cambios por las políticas de Trump. "Ya es oficial: estos son los nuevo enemigos de la política exterior estadounidense".

Las embajadas en La Habana y Washington permanecerán abiertas.

"Es por eso que hoy estoy anunciando nueva política", dijo Trump en un teatro en Miami relacionado con el exilio cubano, cumpliendo una promesa que hizo durante la campaña presidencial del año pasado para revertir el reencuentro diplomático con la isla.

El analista resalta en cualquier caso que Trump no dedicará mucho más tiempo a Cuba, puesto que en sus primeros meses de Gobierno demostró que su prioridad a nivel internacional está más enfocada a Asia y Oriente Próximo y no tanto a sus vecinos del sur.

Tras el anuncio de Trump de un cambio de política hacia Cuba las reacciones en la Isla han suscitado el rechazo no solo del Gobierno sino de la población. El levantamiento del embargo es algo que solo puede decidir el Congreso de EE.UU., controlado ahora por los republicanos en ambas Cámaras.

  • Monte Muniz