OEA rechazó propuesta de Venezuela sobre Ayotzinapa y el muro fronterizo

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, dijo hoy al presidente Nicolás Maduro que ofrece su cargo a "cambio de la libertad en Venezuela" y afirmó que solo dejará el organismo cuando haya comicios "libres", se libere a todos los "presos políticos" y se otorgue una amnistía a los exiliados en el país.

Maduro reiteró la decisión de salir de la OEA, "está en marcha, y nadie de esa organización entrará al país".

Al cerrar la cita era evidente la amargura en el rostro de Almagro, quien a pesar de la derrota tuvo la insolencia de amenazar con nuevas andanadas y aseguró que la reunión del consejo de consulta sobre Venezuela sólo fue suspendida, no cerrada.

Maduro adelantó que su Gobierno no reconocerá ninguna resolución que surja de la OEA, que esta semana celebró su Asamblea General en Cancún (México) y pretendió sin éxito aprobar una declaración sobre la crisis en Venezuela.

"Victoria de la patria, contra el intervencionismo ha triunfado Venezuela", apuntó Maduro.

Las propuestas quedaron rechazadas en la Comisión General, donde se decide qué propuestas se elevan a la plenaria de la Asamblea, según informaron a Efe varias fuentes diplomáticas.

La primera opción requería 24 votos solo para ser presentada, ya que el plazo había concluido el lunes por la mañana, lo que hacía imposible ese camino, pese a que para aprobarlo en la Asamblea solo se necesitarían después 18 respaldos.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, nombró este miércoles canciller del país al embajador ante la OEA, Samuel Moncada, en sustitución de Rodríguez, quien dejó el cargo para presentarse como candidata a la Asamblea Nacional Constituyente.

Incuestionablemente que la figura más destacada durante esta batalla, librada en el balneario de Cancún, fue la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien con pasión y verdad desmontó la farsa que Almagro, Videgaray y otros funcionarios puestos al servicio de Estados Unidos, pretendían llevar a cabo.

"Luis Almagro debería renunciar a la Organización de los Estados Americanos y permitir que los países nos ocupemos de recuperar y reorganizar la OEA; si es que fuera el caso, sería la única forma que yo pensaría en algún regreso; si Luis Almagro renuncia, Venezuela podría pensar su retorno a la OEA", expresó el jefe de Estado.

El gobernante propuso en tal sentido "un plan de reestructuración" que "respete la soberanía de los pueblos".

  • Leon Brazil