Rusia arrancó con el pie derecho

Tal como pidió Putin el viernes, los futbolistas rusos fueron unos "verdaderos luchadores" y dominaron casi sin oposición el partido ante un tibio rival.

La FIFA dio a conocer los diferentes precios de las localidades para la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Pero Rusia mostró problemas para definir adelante, incluso frente a la errática zaga de los "All Whites".

A los 30 minutos, cuando Nueva Zelanda empezó a crecer y ser un poco más protagonista, llegó la apertura del marcador a favor de Rusia. El volante del Spartak de Moscú se enfiló en solitario frente al arquero y picó el balón, que se adentró lentamente en la portería mientras el propio Glushakov y un par de defensores neozelandeses lo perseguían junto a u poste. Luego de la revisión tecnológica se le acreditó el autogol a Michael Boxall. Fiodor Smólov inició la jugada en el centro del campo y anotó el 2-0 al empujar el balón a la red tras una asistencia de Alexander Samedov.

Hoy se complementa la primera fecha del grupa A entre Portugal - México, y se abre la serie B con el encuentro entre Camerún y Chile.

En duelo programado a realizarse en el Olympiysky Stadion Fisht de esta ciudad, alemanes y australianos lucharán por sumar sus primeras unidades para no quedarse rezagados en el sector y aspirar a la siguiente ronda. Nueva Zelanda se plantea su cuarta participación en el torneo, como una posibilidad para los jugadores menos conocidos de darse a conocer y dar el salto a las ligas más potentes del continente europeo. El miércoles se mide a México en Sochi. "Para nosotros era muy importante hacer que la gente en el país se enamorara de la selección nacional", dijo Smolov.

Aunque este 'hooligan' es sobre todo conocido por haber sido expulsado dos veces de Francia durante la Eurocopa tras los enfrentamientos, delante de las cámaras del mundo entero, de centenares de rusos que invadieron las calles de Marsella para agredir a aficionados ingleses.

El duelo entre Rusia y Nueva Zelanda se disputó en el Estadio Krestovski, un gigantesco recinto con capacidad para más de 68 mil espectadores y que es el más caro de la historia, con un costo de 1.100 millones de dólares. El líder ruso pronunció un breve discurso antes del saque inicial. El moderno nuevo estadio del Zenit San Petersburgo presentó un enorme despliegue de seguridad.

Ello derivó en que muchos aficionados llegaran tarde y se perdieran el espectáculo de unos 20 minutos, que incluyó música y bailes y que se llevó a cabo un par de horas antes del partido.

  • Leon Brazil