Santos ofrece recompensa por responsables atentado mató tres — COLOMBIA

El presidente de Ecuador, Lenín Moreno, rechazó hoy la violencia y se solidarizó con Colombia tras el atentado ocurrido ayer en un centro comercial, en el que murieron tres personas y otras nueve resultaron heridas.

La reunión del Consejo comenzó a las 10H00 locales (15H00 GMT) y se prevé un pronunciamiento al término.

El hecho ocurrió en una zona turística de alta concurrencia en épocas de grandes ventas comerciales por el día del Padre.

Una francesa de 23 años y dos colombianas (de 31 y 41 años) fallecieron debido a las lesiones sufridas. Frente a ella se observa a otra mujer con una pierna destrozada, amplió Reuters.

La entidad informó que "un fiscal antiterrorismo asumió la investigación por la explosión en el centro comercial del norte de Bogotá". Estas investigaciones son un procedimiento clásico en el caso de muertes en actos terroristas de ciudadanos franceses en el exterior.

Una de las grandes preocupaciones de los capitalinos es que estos hechos lamentables se repitan, sin embargo, piden a la ciudadanía no entrar en temor, ni caer en el discurso del miedo; también han expresado las autoridades la necesidad de contar con mayor seguridad en la ciudad. En América, diplomáticos y gobiernos rechazaron al unísono el ataque y resaltaron la importancia de los procesos de paz y de fortalecer la cooperación entre los Estados para luchar contra el terrorismo.

"El próximo martes comienza el tercer tramo (de entrega de armas)".

"Y si esto es una manifestación en ese sentido, tengan la absoluta seguridad que a esos enemigos de la paz los vamos a perseguir sin tregua ni cuartel", puntualizó Santos, quien en noviembre pasado firmó un acuerdo con las FARC que puso fin al conflicto que mantenían desde hace más de cinco décadas. "Preservar la paz es un propósito nacional". "Mi solidaridad con el pueblo y Gobierno de Colombia", escribió Zavala en un mensaje también publicado en Twitter.

El gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), con unos 1.500 combatientes según cálculos oficiales, instalaron diálogos de paz en febrero, sin que se acordara un cese al fuego. En el lugar había alrededor de 500 personas. Se encontraba en Colombia prestando servicios sociales y pensaba regresar a Francia en los próximos días.

"El terrorismo lo que que quiere es cambiar la agenda al país, empezando por el presidente, la respuesta por este tipo de ataque es la normalidad", afirmó Santos.

Poco antes, la Cancillería había emitido un comunicado en el que condenaba el atentado en Bogotá y en el que rechazaba "estos actos violentos indiscriminados contra la población civil".

La policía dijo que se trató de una bomba con un explosivo aún no determinado.

  • Leon Brazil