Suben a 62 los muertos en incendio de Portugal

En tanto, fuentes de la Policía Judicial (PJ) dijeron a la agencia Efe que "el impacto de un rayo en un árbol seco es la causa más probable del incendio, el más grave de los últimos años en Portugal".

Ante la tragedia, el gobierno de esta nación declaró tres días de luto nacional.

Las llamas se propagaron de forma "que no tiene explicación", según Gomes, quien destacó las dificultades para acceder a las áreas afectadas. Las temperaturas que han llegado a enfrentar las autoridades están arriba de los 35°, por lo cual no ha sido una tarea fácil el poder extinguir el incendio.

Las autoridades se centran en este momento en dar paz a las personas que están sufriendo por la pérdida de vidas y a los operativos que combaten las llamas, controlando el fuego, que continúa con cuatro frentes activos, dos de las cuales arden con "extrema violencia", informo el secretario de Estado.

Francia también ha mostrado su apoyo y enviado un "módulo aéreo" compuesto por tres aviones especializados en la extinción de incendios, según un comunicado emitido por el Ministerio del Interior galo. "Vivo aquí dese 2001 y jamás he visto una cosa así", relataba un vecino de Figueiro de origen angoleño.

"Si dejo mi casa, todo arderá, pues no tenemos a nadie que nos ayude", declaró Fernando Pais, un agricultor de 50 años de edad que vivía con su mujer y su hijo en Trespostos, una aldea próxima al pueblo de Campelo.

El Gobierno ha decretado en la zona el estado de contingencia, un nivel por encima del de alerta y por debajo del estado de calamidad.

Desde la sede del Comando de Operaciones, instalado a primera hora de hoy en el pueblo de Avelar, a 40 kilómetros de Pedrógão Grande -epicentro de la tragedia-, los mandos de los distintos operativos trabajan en dos direcciones.

"Mis pensamientos están con las víctimas en Portugal", afirmó en un tuit el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. "La UE ha activado un mecanismo de protección civil y ayudará", apuntó Juncker en su microblog de Twitter.

El peor incendio de la historia de Portugal se produjo el 7 de septiembre de 1966, cuando un grupo de militares sin la preparación adecuada acudieron a sofocar un incendio en el Alto do Monge, en la sierra de Sintra, y no pudieron escapar de las llamas. "Sobrecogidos por la tragedia en Pedrógão Grande, toda la solidaridad y afecto de España con Portugal", reza el texto de los Reyes.

Tomado de El País.

  • Leon Brazil