Trump califica de "brutal" el régimen cubano y critica acuerdos de Obama

Casi dos años después de la apertura de relaciones entre Estados Unidos y Cuba, el gobierno de Donald Trump quiere poner en reverso las políticas de su predecesor.

Trump "solo aislará a Estados Unidos de relaciones interamericanas más fuertes, que beneficiarían a toda la población de nuestro continente compartido", agregó. Al sentarse a la mesa de diálogo, la entonces administración de Barack Obama aceptó que para avanzar en el camino de la normalización tendría que tratar al Gobierno y al pueblo de la Isla como iguales.

Asimismo insistió que su gobierno está dispuesto a sentarse a negociar "un nuevo acuerdo que tenga sentido", y afirmó que la Embajada "seguirá abierta para que se pueda seguir trabajando en las relaciones".

"Registraremos los dólares estadounidenses que vayan a los militares y servicios de inteligencia, que son el núcleo del régimen de Castro". Aplicaremos la prohibicion sobre el turismo.

Fue un "lamentable pronunciamiento de Donald Trump, contra el pueblo de Cuba, de Venezuela y de América Latina", fue un discurso que "muestra su desprecio de la historia, de nuestros pueblos y, además, lleno de amenazas, de lugares comunes, de retórica derrotada", expresó el Mandatario venezolano.

Sin embargo, los viajes individuales de estadounidenses a Cuba, permitidos por Obama por primera vez en décadas, estarán prohibidos de nuevo.

"El pueblo cubano disfruta de derechos y libertades fundamentales, y exhibe logros de los que se siente orgulloso y que son una quimera para muchos países del mundo, incluyendo a los propios Estados Unidos", aseveró.

Recordamos que Cuba es Estado Parte de 44 instru-mentos internacionales sobre los derechos humanos, mientras que los Estados Unidos lo es solo de 18, por lo que tenemos mucho que mostrar, opinar, y defender.

Washington también restablecerá un grupo de 12 categorías en que los estadounidenses interesados en viajar a Cuba tendrán que justificar para poder recibir sus licencias de viaje, explicó el funcionario.

El Departamento del Tesoro dijo que los individuos que compraron un boleto de avión o rentaron una habitación o automóvil antes del anuncio de Trump podrían realizar compras adicionales relacionadas a ese viaje bajo la política de Obama, aun si el viaje a Cuba ocurre después de que entren en efecto las regulaciones más estrictas de Trump.

Tampoco se cortará el envío de remesas a Cuba.

Mantiene que las entidades estadounidenses puedan desarrollar vínculos con el sector cuentapropista.

Se matienen los acuerdos migratorios.

Cuba NO regresa a la controvertida lista estadounidenses de países que financian el terrorismo.

El senador republicano de Kansas, Jerry Moran, dijo que la nueva política de Trump hacia cuba cierra un mercado potencialmente lucrativo a los productores agropecuarios estadounidenses.

Se confirma que Trump prohibe a las empresas de su país hacer negocios con sectores ligados a las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962, que no solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obstáculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también la soberanía y los intereses de otros países, concitando el rechazo internacional.

El tono del discurso de Trump busca dar la impresión de que la reversión de la política de Obama es más drástica, interpretó Arcos, según quien el presidente en realidad 'les está tirando un hueso a los cubanos del exilio para que se entretengan'.

  • Gilberto Valderrama