Trump rompe los acuerdos de Obama con Cuba

Trump informó que su gobierno revisará la política de normalización de las relaciones con la isla que inició su antecesor, Barack Obama.

Nuevamente el Gobierno de los Estados Unidos recurre a métodos coercitivos del pasado, al adoptar medidas de recrudecimiento del bloqueo, en vigor desde febrero de 1962, que no solo provoca daños y privaciones al pueblo cubano y constituye un innegable obstáculo al desarrollo de nuestra economía, sino que afecta también la soberanía y los intereses de otros países, concitando el rechazo internacional.

Los cambios que sean necesarios en Cuba, como los realizados desde 1959 y los que estamos acometiendo ahora como parte del proceso de actualización de nuestro modelo económico y social, los seguirá decidiendo soberanamente el pueblo cubano.

El vicepresidente de políticas y campañas de Oxfam en Estados Unidos, Paul O'Brien, señaló en un comunicado que la decisión de Trump "es un ejemplo preocupante" de las cada vez más numerosas políticas que promueven el aislacionismo general del país norteamericano.

El poeta cubano Armando Valladares, quien estuvo prisionero por 22 años por el gobierno del entonces presidente Fidel Castro, dijo que le hubiera gustado ver más cambios en la política de acercamiento que fue impulsada por Obama.

La Administración de la Casa Blanca busca desviar las actividades económicas desde el Grupo de Administración de Empresas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (GAESA), tachado de "monopolio militar".

Por el contrario, los lazos económicos entre empresarios y entidades estadounidenses con el sector privado cubano serán bienvenidos.

La Asociación citó en su mensaje fragmentos de una breve nota editorial aparecida este sábado en el diario local La Prensa, el cual recordó: 'Por seis décadas Estados Unidos y Cuba han sido protagonistas de un drama político, que incluyó actos de espionaje, ataques mercenarios, la amenaza de una guerra nuclear, e incontables escaramuzas entre ambos países'.

Tras el anuncio del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, acerca de la imposición de medidas restrictivas al comercio con militares cubanos y a los viajes turísticos a la isla hasta que haya elecciones libres, la presidenta de la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado, Gabriela Cuevas, dijo que México no debe secundarlas porque los únicos que salen perdiendo son los cubanos y no su gobierno.

La decisión del presidente, anunciada este viernes, ha puesto en jaque las oportunidades en inversión, comercio y turismo abiertas para las firmas estadounidenses en Cuba, que van desde telecomunicaciones hasta aerolíneas.

No obstante, Cuba reiteró su voluntad de continuar el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés mutuo, así como la negociación de los asuntos bilaterales pendientes con el gobierno de Estados Unidos.

  • Leon Brazil