Trump utiliza discurso de la Guerra Fría contra Cuba — Rusia

UU. durante más de 50 años y los anuncios de Trump no son la excepción. El bloqueo es una pieza de la Guerra Fría. Los legisladores y los anticastristas aplaudieron no obstante con ganas el discurso de Trump, que llegó a vincular al gobierno cubano con Corea del Norte, lo acusó de azuzar la situación venezolana y de amparar a criminales.

El presidente de Estados Unidos llamó también a "elecciones libres" en Cuba y pidió la liberación de "los presos políticos" del régimen cubano.

Principales disposiciones: Trump mantendrá las relaciones con Cuba, anunciadas por el presidente Barack Obama el 17 de diciembre del 2014.

Para el ministro cubano, "fue indignante" ver al "publico anexionista como coreaba USA USA".

"Al contrario, estas medidas refuerzan nuestro patriotismo, nuestra dignidad, nuestra decisión de defender nuestra soberanía", manifestó.

Por el contrario, dijo, levantar el bloqueo sí que favorecería a los intereses de EEUU, de sus electores y de quienes pagan los impuestos, que son los que sostienen al Gobierno.

Donald Trump se rodeó ayer de anticastristas en Little Havana, el histórico barrio del exilio cubano en Miami, y se subió al estrado en un teatro que lleva por nombre el de un líder de la Brigada 2506, la que encabezó la fracasada invasión de Bahía de Cochinos en 1961 que quería derrocar a Fidel Castro.

Poco después de que el mandatario anunciara desde la ciudad de Miami la regresión de algunas medidas adoptadas por la administración anterior en un proceso de acercamiento a la isla, el senador republicano por Arkansas John Boozman consideró que la medida fue un paso atrás.

"Restringirán las libertades de los ciudadanos estadounidenses, costarán más dinero a los contribuyentes, reducirán las oportunidades de sus compañías y empresarios frente a su competencia. Perderán ingresos y perderán empleo", enumeró.

En cuanto a los efectos de la nueva política estadunidense sobre el incipiente sector privado, Rodríguez afirmó: "en Cuba es imposible dañar al sector estatal de la economía sin afectar al sector privado". Las aerolíneas de Estados Unidos y los cruceros seguirán siendo autorizados a viajar a la isla, mientras que la política de "pies mojados, pies secos" -que permitía que la mayoría de los inmigrantes cubanos que llegaran a Estados Unidos permanecieran en el país y al final se convirtieran en residentes permanentes legales, algo a lo que puso fin Obama- no será restablecida.

En cualquier caso, indicó que habrá que esperar a conocer las regulaciones con las que se aplicarán esas medidas antes de poder opinar sobre su alcance final.

Añade que en opinión de Cuba, el mensaje contiene un lenguaje que recuerda los tiempos de la confrontación abierta y resalta la disposición de las autoridades de la isla a continuar el dialogo con Washington sobre temas de interés común, lo cual es posible, como lo han demostrado los últimos dos años.

Durante una conferencia de prensa desde Viena, aseveró que denunciará esta política en la próxima Asamblea General de las Naciones Unidas y en todos los foros internacionales. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización escrita de la Agencia EFE S/A.

  • Leon Brazil