Un aterrador incendio de bosques mató a 62 personas

Al referirse a la situación en la zona afectada por el fuego, apuntó que "varias áreas están cediendo favorablemente" a los esfuerzos de los más de 2.000 efectivos desplegados en los distritos de Leiria -el más afectado-, Castelo Branco y Coimbra, todos en el centro de Portugal.

Las imágenes más dantescas son las que muestran cómo ha quedado la carretera que une los municipios de Figueiró dos Vinhos y Castanheira de Pera, en el distrito de Leiria, con numerosos vehículos totalmente calcinados.

El primer ministro, António Costa, advirtió este domingo que el balance de fallecidos "muy probablemente" puede seguir incrementándose, cuando se consiga acceder a varias aldeas inaccesibles de momento por el avance de las llamas.

Había entre ellas "familias enteras", según ha dicho en una de sus declaraciones a la prensa el secretario de Estado de Administración Interna del Gobierno luso, João Gomes, que describe un "escenario horrible" en el que decenas de personas se vieron atrapadas en una carretera rodeada por las llamas.

Fuentes de la Policía Judicial (PJ) dijeron a Efe que el impacto de un rayo en un árbol seco es la causa más probable de este incendio, el más grave de los últimos años en Portugal.

Este incendio es considerado como una de las tragedias más grandes en la historia reciente de Portugal.

Los fuertes vientos que soplaron este sábado, unidos a temperaturas superiores a los 40 grados, fueron los causantes de la rápida propagación, algo que se ha repetido en las últimas horas y ha complicado las labores de extinción.

"Concentremos ahora nuestra voluntad en lo esencial, proseguir el combate en curso", dijo el presidente, quien añadió que ha promulgado el decreto del Gobierno por el que se declaran tres días de luto oficial por las víctimas de esta tragedia.

  • Leon Brazil