Venezuela se retira de reunión de la OEA en Cancún

La Organización de los Estados Americanos (OEA) volvió a cerrar una sesión sin consenso sobre los dos proyectos presentados sobre la crisis de Venezuela.

"Mucho tendría que decir los Estados Unidos sobre las guerras que ha causado en el planeta, mientras EEUU lanzó recientemente, como ellos han llamado perversamente "la mamá de las bombas" afectando a pueblos enteros, Venezuela ha convocado a la mamá del diálogo que es la Asamblea Nacional Constituyente", refirió durante su intervención en la 47º Asamblea Extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA).

La Asamblea General de la OEA fue inaugurada anoche por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, y teminará mañana miércoles.

Venezuela, que afronta una aguda crisis política, económica y social, es el principal tema de debate en la OEA este lunes para dar continuidad a la consulta de cancilleres del organismo hemisférico, suspendida el pasado 31 de mayo en Washington ante la falta de acuerdo respecto a las dos propuestas de declaración que fueron presentadas.

Lea también: EE.UU.: Venezuela se mantendrá en agenda OEA " Desestabilización " Alvarado dijo que lamenta que "hermanos países continúen con una visión parcializada en sus apreciaciones y enfoques, procurando desacreditar y aislar al Gobierno de Venezuela, inscribiendo esta acción en una ofensiva más amplia de desestabilización, tendiente a generar un golpe de Estado progresivo en ese país".Venezuela y Nicaragua son socios desde enero de 2007, cuando Ortega asumió el Ejecutivo y unió al país a la Alianza Bolivariana para las Américas (Alba), promovida por el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez.

Finalmente, y siguiendo la sugerencia de México, el anfitrión de la Asamblea General, el canciller de Guatemala, Carlos Raúl Morales, suspendió la sesión indicando que no se cierra para dar otra oportunidad de buscar un consenso, en una fecha posterior que deberá determinarse.

El canciller de México, Luis Videgaray, propuso una nueva reunión para lograr una declaración conjunta sobre la crisis de Venezuela.

"Así que, aunque el tono sea alto, medio o bajo, desconocemos cualquier resolución y el mecanismo tramposo que se ha seguido hasta llegar aquí", agregó antes de pedir a otros países que abandonaran también ellos la OEA, al igual que Venezuela.

Y es que en la máxima cita anual del organismo solo se requiere de la mayoría de 18 votos de los 34 Estados miembros -todos los del continente, salvo Cuba- para sacar adelante una resolución, mientras que en la reunión de consulta de canciller es necesaria la mayoría calificada.

La otra, de San Vicente y las Granadinas, y menos crítica con el Gobierno de Venezuela, solo tuvo 8 apoyos, 11 abstenciones, 14 en contra y una ausencia -también Venezuela-. "Las decisiones de los poderes públicos de Venezuela se ejecutan sin ningún tipo de mandato foráneo", expresó.

"Hoy, la organización exige de todos sus integrantes un renovado compromiso con los principios y valores que motivaron su creación", dijo el mandatario, acompañado por el secretario general de la OEA, Luis Almagro, y el ministro de Exteriores mexicano, Luis Videgaray.

  • Montenegro Chinchilla