Rusia podría expulsar a 30 diplomáticos de EEUU ¿por represalia?

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, aseguró en junio que Estados Unidos y Rusia discutirían los términos para devolver las dos sedes diplomáticas rusas confiscadas en Washington y Nueva York en diciembre de 2016 por la Administración de Barack Obama dentro de un paquete de sanciones por la supuesta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales.

Por el momento, Moscú no ha confirmado ni desmentido su participación: según las previsiones, el anuncio oficial será hecho por la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova.

El ministro de relaciones exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en respuesta a las acusaciones, sugirió expulsar de Rusia a 35 diplomáticos estadounidenses y prohibir que EEUU sigan usando una instalación en el noroeste de Moscú y un depósito en el sur de la capital rusa.

Sin embargo, el presidente ruso, Vladimir Putin, dijo que su país no se rebajaría a una diplomacia primitiva y se reservaría el derecho a tomar contramedidas en función de la política que aplicara el nuevo equipo de la Casa Blanca.

Rusia podría expulsar a unos 30 diplomáticos de EE.UU. y embargar inmuebles utilizados por la legación norteamericana en Moscú, advierten fuentes diplomáticas.

Rusia esperó durante medio año que EEUU reabriera el acceso a las mansiones de Centreville y Oyster Bay, pero el primer cara a cara entre los presidentes Donald Trump y Vladímir Putin en Hamburgo terminó sin que el asunto fuera resuelto.

"Hay un acuerdo preliminar para celebrar en San Petersburgo un encuentro entre el vicecanciller ruso, Serguei Riabkov, y el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, Thomas Shannon; si no se logra un compromiso, tendremos que tomar esas medidas", informó el diario "Izvestia".

  • Leon Brazil


EN CASO QUE TE LO HAYAS PERDIDO