Argentina y Perú se medirán finalmente en la Bombonera

En 2015 en uno de los mayores escándalos de un duelo entre los equipos Boca Junior y River Plate en La Bombonera por el pase a los cuartos de final de la Copa Libertadores, los jugadores de River fueron rociados con gas pimienta por un hincha que rasgó el túnel inflable por donde los futbolistas entran a la cancha. "Solicitamos a usted tenga bien exhortar a la Asociación de Fútbol Argentino, a fin que determine en Buenos Aires un estadio ya inspeccionado para la realización del partido", exhortó la federación peruana de fútbol en una carta dirigida a la secretaria general de la FIFA, Fatma Samba Diouf Samoura.

La decisión de AFA de cambiar de escenario fue en gran medida por pedido del director técnico de la Selección Argentina, Jorge Sampaoli, según reveló días atrás el presidente de Lanús, Nicolás Russo.

No obstante, la prensa argentina precisa que aún falta la respuesta y el visto bueno de la FIFA para el cambio de sede de la Albiceleste, tomando en cuenta que este cuadro jugó sus últimos partidos de local en el Monumental de Núñez o en estadios de provincias: Mario Alberto Kempes en Córdoba y Las Malvinas en Mendoza.

Otro de los factores -además del pedido de Sampaoli ya mencionado- para conseguir la mudanza, fue la insistencia del presidente de Boca Juniors, Daniel Angelici, y hasta el deseo del propio presidente de la AFA, Claudio 'Chiqui' Tapia.

El seleccionado jugó por última vez en La Bombonera ante Brasil por el Superclásico de las Américas, en noviembre de 2012, durante el ciclo técnico de Alejandro Sabella.

Luego de la presentación ante Perú en la Bombonera del 5 de octubre, la selección argentina finalizará su participación en las eliminatorias sudamericanas cinco días después ante Ecuador en Quito.

El antecedente negro ante este mismo rival y en el mismo estadio ocurrió en 1969, cuando Argentina igualó sobre la hora 2-2 y la igualdad no le alcanzó para clasificarse al Mundial de México 1970.

  • Monte Muniz