Chile entregará dúplica por litigio marítimo con Bolivia el 15 de septiembre

Bolivia presentó el 24 de abril de 2013 una demanda contra Chile ante la CIJ con el fin de que esta instancia obligue a Chile a negociar una salida soberana al mar, conforme a negociaciones y compromisos sostenidos a lo largo de la historia.

El ministro de Relaciones Exteriores refutó el argumento boliviano que indica que, posterior al tratado de 1904, Santiago y La Paz entablaron diálogo. La dúplica de Chile reconoce que esos contactos diplomáticos existieron y nombra al menos dos de ellos: la negociación de 1950, en la cual le propuso a Bolivia cederle un acceso soberano al mar a cambio de agua dulce del lago Titicaca, y el fallido acuerdo de Charaña de 1975, por el que Santiago se mostró dispuesto a acceder a las demandas de La Paz a través de un intercambio de territorios. Tampoco significaría, según la postura de Chile, que haya existido una continuidad en las conversaciones, tal y como defiende Bolivia.

En el que Bolivia presentó su demanda ante la CIJ por el tema marítimo.

Legisladores del oficialismo y la oposición afirmaron ayer que el canciller de Chile, Heraldo Muñoz, presiona políticamente a la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para que el fallo del juicio por la demanda marítima boliviana salga en su favor. Grossman es un jurista reconocido e integrante de la Comisión de Derecho Internacional de Naciones Unidas, destacaron las fuentes.

Con la entrega de la dúplica chilena ante la CIJ, culmina la fase escrita del diferendo, por lo que ambos países quedarán a la espera de que la Corte entregue las fechas de la fase oral. Éstos suelen dar a conocer sus decisiones en un periodo que, de media, es de entre cuatro y seis meses, por lo que en un principio la sentencia se conocerá antes de finales de 2018.

  • Leon Brazil