El Consejo de Seguridad califica de "provocación extrema" el nuevo lanzamiento norcoreano

Las declaraciones de Kim fueron difundidas el sábado por la Agencia Noticiosa Central Coreana (KCNA por sus siglas en inglés y estatal en Corea del Norte), un día después de que los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur detectaron el lanzamiento del misil desde Pyongyang, la capital norcoreana.

El titular de la ONU exhortó a los dirigentes norcoreanos a que "dejen de realizar más pruebas, se ajusten a las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad y permitan explorar la reanudación de un diálogo sincero sobre desnuclearización".

Tras reiterar su solidaridad hacia sus socios asiáticos, Francia describió la decisión de RPDC de construir un programa nuclear y balístico como "una violación de sus obligaciones internacionales" que pone en situación de riesgo la seguridad de la región y la comunidad internacional.

Corea del Sur respondió, por su parte, con pruebas militares que incluyeron el lanzamiento de misiles Hyunmu en el mar de Japón, según el ministerio de Defensa.

En tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU anunció una nueva reunión sobre la crisis para el próximo jueves.

El nuevo misil tenía capacidad de alcanzar la isla estadounidense de Guam en el Pacífico, según expertos.

Tello dijo confiar en que una guerra nuclear no va a suceder porque "todo el mundo parece estar de acuerdo que sería una locura tratar de atacar a Corea del Norte bajo una visión preventiva para quitarle sus armas nucleares, para matar al presidente de Corea del Norte, en fin, cualquier ataque militar".

"Qué mal", ha escrito el presidente de Estados Unidos, Donald Trump en su cuenta de Twitter.

A principios de semana, el Consejo adoptó una medida redactada por Estados Unidos, con las sanciones más estrictas impuestas por la ONU en este siglo en respuesta a su sexta y más potente prueba nuclear realizada el 3 de septiembre.

Ambos líderes también instaron a Corea del Norte a abstenerse de cualquier provocación, advirtiendo que las provocaciones solo conducirán al aislamiento del país y posiblemente a su colapso, informó Park Soo-hyun, portavoz de la Presidencia surcoreana, citado por la agencia Yonhap.

  • Leon Brazil