Halimah Yacob se convierte en la primera presidenta de Singapur

Halimah Yacob, ex parlamentaria de la minoría musulmana malaya, no tuvo que enfrentarse a una elección para el puesto -en gran parte ceremonial- después de que las autoridades decidieran que sus rivales no cumplían con los estrictos criterios de elegibilidad.

Uno de los criterios prevé que los candidatos procedentes del sector privado tienen que justificar tres años de trabajo dirigiendo una empresa con un capital de al menos 500 millones de dólares de Singapur (370 millones de dólares), lo que no era el caso de los otros dos candidatos. No hemos alcanzado todavía nuestro máximo potencial (como país).

Calificada automáticamente con su mandato de diputada, Yacob, de 63 años, fue elegida presidenta del Parlamento en 2013.

Halimah Yacob, que utiliza velo, fue presidenta del Parlamento, donde también fue la primera mujer en ocupar ese puesto.

"Yo soy la presidenta de todos", apuntó Halimah, que nació en 1954 en Singapur hija de un musulmán de origen indio y de madre malaya.

En dicho país asiático el Partido de Acción Popular (PAP) está en el poder desde 1959. El Legislativo singapurés aprobó en 2016 una reforma de la Constitución por la cual los comicios presidenciales quedan reservados a una de las etnias de la multicultural ciudad-estado si ningún candidato de este grupo ha albergado el sillón en los últimos 30 años.

  • Leon Brazil