Huracán Irma regresa a categoría 4 y azota Cayos de Florida

Jacksonville es la ciudad más grande de los Estados Unidos, pero ahora están bajo destrucción e inundaciones, debido al Huracán Irma ahora degradada a Tormenta Tropical, convirtiendo este lunes el Memorial Park en un lago irreconocible.

Ante la llegada del huracán Irma, la ciudad de Tampa, ubicada en la costa suroeste de Florida, se prepara para lo peor.

Horas antes, el ciclón alcanzó los Cayos bajos de Florida, ubicados en el sur del Estado.

El presidente estadounidense, Donald Trump, declaró el estado de catástrofe natural en Florida para poder desbloquear fondos y medios federales suplementarios, con el fin de ayudar a los damnificados.

Se espera que continúen en las próximas horas, mientras el ciclón prosigue su rumbo hacia el suroeste de la Península de Florida, donde se espera que se mueva cerca o sobre esta costa, pasando junto a ciudades como la de Fort Myers, que está a 70 millas o 115 kilómetros al norte del ciclón. "Es vital temerle a esta inundación", sostuvo Virginia Defreeuw, una septuagenaria que abandonó su casa rodante para protegerse en un refugio. "Pero este es nefasto". Miami fue azotada por vientos y lluvias muy intensos. Con todo, la policía en North Miami Beach comenzaba la limpieza retirando árboles y palmeras caídos en las calles. El distrito de Brickell a orillas del mar está parcialmente inundado "por la marea que pasa sobre los diques", relató Steven Schlacknam, un artista de 51 años. "El muelle de madera prácticamente ha desaparecido".

"Se prevé un debilitamiento adicional y se espera que Irma se convierta en tormenta tropical en el extremo norte de Florida o el sur de Georgia el lunes", explicó el Centro de Huracanes, con sede en Miami, que en su boletín de las 02:00 añadió que Irma se hallaba a unos 30 kilómetros de Lakeland y a unos 40 de Tampa, la mayor ciudad en la bahía del mismo nombre, donde viven unos cuatro millones de personas.

De momento no hay reportes confirmados de muertes en Florida. Se trató de dos accidentes de carretera ocurridos entre la tarde del sábado y la mañana de domingo.

El agua de mar, que golpeó el emblemático Malecón de La Habana, se adentró en algunas zonas más de 500 metros en la capital.

  • Buena Jesus