Irma devasta a Florida

Irma, que tocó tierra esta pasada madrugada como categoría 4 en los Cayos de Florida, a donde llegó con vientos máximos sostenidos de 215 km/h, con ráfagas incluso mayores, se dirige hacia el norte a 19 km/h.

Según el Servicio Meteorológico de Estados Unidos (NWS), la marea provocada por el huracán Irma podría alcanzar los 4,5 metros de altura en el extremo suroeste de Florida, dependiendo de la configuración del litoral.

Mientras tanto, más de 170.000 personas se internaron en refugios de todo el estado mientras Irma azotaba la zona, así lo informa el portal web RT.

Los muertos tras el pasaje de Irma, degradado a tormenta tropical tras arrasar como potente huracán varias islas del Caribe, sumaban al menos 40, luego de los 10 fallecidos en Cuba el fin de semana, y de otros 27 reportados en varias islas caribeñas, a los que este lunes se agregó una víctima fatal en Haití.

"La guardia costera, el Fema (Agencia Federal de Gestión de Emergencias) y todos los agentes federales y de estado son valientes y están listos".

En Miami el comisionado de la ciudad, Ken Russel, dijo que "se evitó una situación como la de Houston" con el huracán Harvey, y pese a que partes de la ciudad de Miami fueron sumergidas tras el paso de Irma, las aguas ya habían cedido.

Ante la llegada del huracán Irma, la ciudad de Tampa, ubicada en la costa suroeste de Florida, se prepara para lo peor.

Por lo pronto ha iniciado un inmenso operativo de ayuda y equipos de rescate y la Guardia Nacional se desplazan por las zonas más afectadas, quitando ramas, escombros y señales de tránsito caídas durante la tormenta.

El agua de mar, que golpeaba el emblemático Malecón, se adentró unos 250 metros en la capital.

Irma avanzó a una velocidad de entre 15 y 20 kilómetros por hora (9 a 12 millas por hora) con vientos de más de 200 kilómetros por hora (124 millas por hora) por las provincias de Matanzas y La Habana mientras retomaba hacia el noroeste rumbo a Florida.

No obstante, advirtió del peligro de marejadas ciclónicas que puede anegar áreas cercanas a la costa habitualmente secas.

Además, los habitantes de la ciudad, como los de gran parte del estado, se encuentran bajo la alerta de peligrosos tornados, que ya han hecho su aparición en el sur de Florida desde la tarde de este sábado.

  • Buena Jesus