La CDMX desmiente que vaya a activar hoy la alerta sísmica

Equipos como éste se entregan con una base, cargador, 4 pilas recargables, altavoz y un sello con la leyenda "adquirido con recursos del fideicomiso Fonden (Fondo de Desastres Naturales) para el programa de la red sísmica mexicana, segunda fase". Sin embargo, es el que menos radios de alertamiento sísmico tiene.

Juan Manuel Espinoza es director del Centro de Iinstrumentación y Registro Sísmico en Mexico, que participó en la implementación de este sistema de alerta y reveló que los radios, además de avisar sobre un sismo, previenen a las poblaciones sobre tormentas y tsunamis.

Añadió en este supuesto, que además del costo de los difusores de la alerta sísmica, se deben contemplar los receptores, que incluso pueden ser particulares, es decir que además de los que se pudieran adquirir públicamente que son para escuelas, oficinas, lugares de concentración de personas, entre otros; familias o grupos pueden adquirir estos receptores, los cuales la misma empresa distribuye.

De los 88 mil aparatos adquiridos por las autoridades mexicanas para modernizar el SAS, 12 mil 760 han desaparecido, mientras que 10 mil 506 nunca se usaron y están en bodegas desde hace 5 años, en cuatro ciudades: Ciudad de México, Acapulco, Chilpancingo y Oaxaca. Datos de Protección Civil estatal indican que el 60 por ciento de estos aparatos nunca fueron distribuidos y se encuentran almacenados en bodega.

Desde 2012, a Oaxaca se le dotó de 6 mil radios de alertamiento.

  • Leon Brazil