Protestan mujeres en Acapulco en repudio por el asesinato de Mara Fernanda

La inacción del Estado mexicano ante la violencia contra la mujeres le hace cómplice de la misma, condenó la organización internacional de derechos humanos Amnistía Internacional.

"No puede apelarse al comportamiento de las mujeres, dejando la responsabilidad en las víctimas", sentenció.

"No es culpa de las víctimas, es culpa del Estado que ha normalizado la violencia".

"Estamos frente a un contexto que desprecia la vida de las mujeres, y a un Estado machista que tiene una histórica deuda pendiente, que debe revisar sus responsabilidades y su deber de diligencia respecto a la vida, la integridad y la dignidad de las mujeres".

"En México las mujeres están constantemente en riesgo".

Las cifras oficiales más recientes contenidas en la Encuesta Nacional de Dinámicas de Relaciones en los Hogares (ENDIREH) en la materia señalan que en Oaxaca el 46.0 por ciento de las mujeres oaxaqueñas casadas o unidas han sido objeto de violencia por parte de su pareja a lo largo de su relación.

"Las cifras se nutren todos los días por hechos tan lamentables como los de Mara", señaló Tania Reneaum.

Amnistía Internacional informó que a través de su campaña #VivanLasMujeres exigen a las autoridades de cada una de las 32 entidades federativas que lleven a cabo acciones contundentes para frenar los feminicidios.

AI añadió que seis de cada 10 mujeres son víctimas de algún tipo de violencia en el ámbito laboral, escolar, comunitario o en el espacio familiar.

El rostro del feminicidio en el país se comenzó a trazar a principios de los 90 en Ciudad Juárez que mostró el peor rostro de la violencia feminicida. - "De camino a casa me quiero sentir libre, no valiente; queremos vivir libres y no con miedo, y ninguna agresión sin respuesta", fueron algunas de las consignas de un grupo de mujeres que protestó en contra del asesinato de Mara Fernanda Castilla, originaria de Xalapa, Veracruz.

A un costado del féretro de madera en el que descansa Mara, fueron colocadas dos fotografías en las que se le ve sonriente mientras posaba para la cámara. Lo último que se supo de esa noche fue que al salir de lugar, Mara abordó un taxi Cabify a las 4 horas para llegar a su casa.

El conductor, Ricardo Alexis, fue capturado y permanece en prisión preventiva como principal sospechoso del homicidio de la joven universitaria.

  • Monte Muniz