Rajoy pide a dirigentes catalanes que reflexionen y vuelvan "a la legalidad"

Ante el referéndum declarado ilegal por el gobierno español que los independentistas catalanes quieren celebrar el 1º de octubre, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, pidió ayer respeto a la Constitución mientras centenares de alcaldes de Cataluña defendían la consulta electoral y protestaban contra las medidas del Estado.

Cuanto más tarde rectifiquen, más daño harán al conjunto de los catalanes y de los españoles, enfatizó el gobernante en referencia a las agrupaciones separatistas las cuales conforman el ejecutivo catalán, promotor de la consulta suspendida por el Tribunal Constitucional. No subestimen la fuerza de la democracia española.

Rajoy insistió en que no puede autorizar ni negociar un sufragio de esas características. España es una gran nación.

El jefe del gobierno español explicó que el control de pagos también tiene como misión "garantizar que no se invierte ni un solo euro en actividades que hayan sido declaradas ilegales por los tribunales, incluido el referéndum y también para que la gente cobre y que los servicios públicos funcionen".

Desde Galicia, Rajoy reclamó a los dirigentes de la Generalitat (gobierno autónomo de Cataluña) que reflexionen y vuelvan "a la racionalidad y a la legalidad".

Ha asegurado que el Estado va a seguir actuando ante cada paso de los soberanistas.

"Este disparate no se va a aprobar", sentenció.

  • Leon Brazil