Rusia y Venezuela debaten sobre destino del petróleo

Opep planteó que la demanda mundial de crudo aumentará en 1,42 millones de barriles diarios durante 2017 para situarse en una cifra total de 96,77 millones de barriles diarios, debido a proyecciones de un aumento en el consumo en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), así como en Europa y Asia. Y aunque una parte de ese descenso se debió a recortes imprevistos (en particular por el impacto de las revueltas en Libia) y a operaciones de mantenimiento de los pozos, también pesó el hecho de que la OPEP y los países asociados al pacto de reducción de la producción cumplieron en mayor medida sus compromisos.

Tanto el titular de la cartera energética venezolana como su contraparte ruso señalaron que las dos naciones están conformes con sus niveles de ajustes de producción específicos y reiteraron la importancia de que todos los países participantes alcancen el pleno cumplimiento para acelerar aún más el reequilibrio del mercado petrolero.

El petróleo de Estados Unidos se han recuperado este martes, revirtiendo pérdidas anteriores, pues los traders aguardan la publicación de los datos semanales sobre las reservas de Estados Unidos así como el informe mensual de la Organización de Países Exportadores de Petróleo.

Dicho retroceso está relacionado con las afectaciones causadas por el huracán Harvey, en Texas, y que para 2018 la EIA espera que la producción de crudo sea de 9.84 millones de barriles diarios, siete mil barriles menos de lo previamente estimado. Resultaron particularmente afectados los pozos en el interior de Texas. En el caso de los productos petrolíferos, el "superávit" con respecto a la media de las reservas en los últimos cinco años se quedó en 35 millones de barriles, y podría reducirse a 0 para finales de año, según los autores del estudio.

  • Monte Muniz