Trasladan a unos 7.500 turistas en República Dominicana por el huracán Irma

El poderoso huracán Irma de categoría 5 se encuentra al norte de Punta Cana con vientos máximos de 285 kilómetros por hora, según informa la Oficina Nacional de Meteorología del país caribeño.

Los efectos de Irma en el país han sido menores a los previstos, pero algunas zonas de las provincias de Santiago (norte), la segunda ciudad en importancia del país, así como de Puerto Plata, María Trinidad Sánchez y Samaná sufrieron inundaciones y centenares de viviendas, de frágil construcción, han sido seriamente afectadas.

Irma también llegó este miércoles a Puerto Rico con lluvias torrenciales y fuertes vientos, que dejaron a más de 600.000 personas sin electricidad y a alrededor de 50.000 sin agua.

Ante el paso del huracán, el Gobierno dominicano activó un plan para albergar hasta 900.000 personas, y puso en marcha los protocolos de seguridad y prevención en los complejos hoteleros, la mayoría situados en Punta Cana, Puerto Plata, Samaná y Santo Domingo.

Unos 7,500 turistas fueron trasladados de hoteles situados en el este o noreste del país, la zona más afectada por el huracán, a otros de Santo Domingo y Santiago como medida preventiva.

Las operaciones de vuelos comerciales, que se vieron afectadas por el huracán, están recuperado la normalidad, aunque algunas rutas no podrán ser atendidas por las aerolíneas este fin de semana debido a la trayectoria que sigue Irma, informó la empresa Aeropuertos Dominicanos Siglo XXI (Aerodom).

Este huracán, con vientos de hasta 155 millas por hora (250 km/h) y una velocidad de desplazamiento de 12 millas por hora (19 km/h), está a 195 millas (310 km) al este de la costa caribeña de Cuba y a 345 millas (555 km) del sureste de Miami.

Los departamentos Norte, Noreste, Noroeste, Artibonite y Centro están bajo la amenaza de Irma, que dejará abundantes lluvias en Cabo Haitiano.

En las próximas horas, el ojo del huracán se situará sobre el norte de Haití, que también permanece en alerta roja y donde se espera con temor dada la vulnerabilidad del país, que sufrió el año pasado los efectos del paso del huracán Matthew, que dejó al menos 573 muertos, miles de afectados y cuantiosos daños.

  • Gilberto Valderrama