Cancilleres de EEUU y Turquía hablan en medio de disputa diplomática

El secretario de Estado de EE.UU., Rex Tillerson, se comunicó con el ministro turco de Relaciones Exteriores, Mevlut Cavusoglu, para transmitirle personalmente "su profunda preocupación por las detenciones de empleados nacionales turcos" que trabajan en la embajada de estadounidense en Turquía.

Durante una conversación telefónica que los dos diplomáticos sostuvieron, Tillerson enfatizó en la "necesidad de que el Gobierno turco presente las evidencias detrás de estas acusaciones", según la declaración dada a conocer por la portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert.

Turquía respondió con la misma medida y dejó de conceder visados electrónicos para no migrantes a ciudadanos estadounidenses, además de pedir a Washington que dé marcha atrás en su decisión.

Los comentarios del primer ministro se producen tres días después de que Estados Unidos suspendió los servicios de visas para no inmigrantes en Turquía.

La disputa entre los dos países se inició por el reciente arresto de Metin Topuz, un funcionario del consulado de EEUU en Estambul que fue acusado de ser sospechoso de tener vínculos con Fethullah Gülen, un teólogo y erudito del Islam que vive en Estados Unidos y es acusado por Ankara de haber orquestado el año pasado un fallido golpe de estado en Turquía.

"Para minimizar el número de visitantes a nuestra embajada y consulados mientras dure esta evaluación, hemos suspendido con efecto inmediato todos los servicios de visados, salvo los de inmigración, en todas las instalaciones diplomáticas turcas en Estados Unidos", prosigue el texto.

  • Leon Brazil