Los cubanos podrán solicitar en Colombia la visa para EE UU

El Departamento de Estado anunció el pasado 29 de septiembre la retirada de alrededor del 60 por ciento de sus empleados estadounidenses de la Embajada en La Habana, así como todos sus familiares, debido a los misteriosos ataques que han afectado más de una veintena de ciudadanos estadounidenses.

"En las próximas semanas, comenzaremos a transferir las solicitudes actuales de visa de inmigrante y programar entrevistas de visas de inmigrantes para ciudadanos cubanos en la Embajada de los Estados Unidos en Bogotá, Colombia", respondió el propio Departamento de Estado al Tampa Bay Times.

En el caso de los visados no migratorios -básicamente turísticos o de negocios-, los cubanos podrán solicitarlo en cualquier embajada o consulado de los Estados Unidos en terceros países, pero deberán hacerlo personalmente.

"Entendemos que este es un cambio significativo y un inconveniente para los solicitantes de visa. El número de personal consular en Cuba en este momento, sin embargo, no nos permite continuar las operaciones normales de visa en La Habana", señala el Departamento de Estado en su email al diario floridano.

No obstante, el personal que quedó servirá para adelantar funciones como asistir en emergencias a ciudadanos estadounidenses residentes en Cuba.

Cuba y Estados Unidos atraviesan momentos de tensión en su relación bilateral a raíz de unos misteriosos "ataques acústicos" sufridos por más de veinte diplomáticos estadounidenses en La Habana que aún se encuentran bajo investigación y sobre los que Cuba niega tener responsabilidad alguna.

Esta decisión pone fin a la incertidumbre que provocó la reducción de los servicios consulares de la Embajada estadounidense en La Habana y que dejó con los trámites a medias a miles de cubanos que habían solicitado visados migratorios.

El texto añade que la sede de La Habana sí tramitará visas diplomáticas, oficiales o casos de emergencia poco habituales en los que el solicitante tiene una enfermedad grave que requiere tratamiento en los Estados Unidos.

Aunque Washington no culpa al Gobierno de la isla de los incidentes, sí lo responsabiliza de no haber protegido adecuadamente a los funcionarios, por lo que este mes retiró a más de la mitad de su personal en La Habana y expulsó además a 15 diplomáticos de la embajada cubana en Washington.

  • Leon Brazil