Ordenan a Trump a autorizar el aborto de una menor inmigrante

Un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Distrito de Columbia decidió por unanimidad que el gobierno debe encontrar antes del 31 de octubre un tutor para la menor para que ésta pueda salir en libertad y practicar el aborto.

Los jueces ordenaron este jueves detener el aborto de la menor y pusieron en suspenso la orden de otra magistrada de la Corte del Distrito de Columbia, que había ordenado al Gobierno que respetara la decisión de la menor e hiciera los arreglos oportunos para que pudiera abortar este viernes o el sábado.

El veredicto dictado hoy está limitado al caso de "Jane Doe" -nombre genérico para proteger la identidad de la adolescente- y caducará en 14 días, por lo que se prevé que el proceso de eliminación del feto se dé esta misma semana.

"El Gobierno no está imponiendo ningún tipo de obstrucción al aborto, no está imponiendo ninguna carga excesiva".

La fiscal Catherine Dorsey argumentó que el Gobierno no vulnera los derechos de la menor porque le ofrece dos opciones: volver al país del que huyó para abortar ahí u obtener la custodia de un tutor para que pueda salir del centro de detención.

"Simplemente no queremos facilitar el aborto, pero no lo estamos impidiendo", se defendió Dorsey.

Los jueces formularon numerosas preguntas a las partes para ver si es posible que la menor sea liberada y quede bajo custodia de un tutor, lo que permitiría poner fin a su embarazo y evitaría el conflicto con el Gobierno, que no tendría que "facilitar" el aborto.

Ahora, el gobierno tiene tiempo hasta final de mes para autorizar a un tutor para la menor indocumentada y que pueda salir y practicar el aborto antes de que se cumpla el plazo establecido en la normativa texana.

El tiempo es un factor clave, ya que la joven -embarazada de 15 semanas- está retenida en un centro para inmigrantes de Brownsville, en Texas, donde las leyes permiten el aborto hasta las 20 semanas de gestación.

La adolescente ya ha recibido los consejos de un doctor, por lo que podría abortar este mismo sábado.

El lugar de origen de la mujer, que lleva 15 semanas de embarazo, no aparece en los documentos judiciales, por lo que se desconoce si el aborto es legal en su país de procedencia.

  • Leon Brazil