¿Qué dice la autopsia del cerebro del asesino de Las Vegas?

La autopsia del autor de la masacre del 01 de octubre en Las Vegas, Stephen Paddock, ha sido revelada.

El dictamen fue claro: los médicos no hallaron anormalidades en el cerebro de Paddock, en su afán de intentar esclarecer qué pudo haberle motivado a disparar sobre la muchedumbre que disfrutaba de un festival de música country. Allí 58 personas fueron asesinadas y más de 500 resultaron heridas por Stephen Paddock, un jubilado sin antecedentes que disparó sobre una multitud desde el piso 32 del Mandalay Bay Resort & Casino de esa ciudad de Nevada.

Las autoridades continúan con su investigación para determinar el motivo detrás de la matanza, las más mortífera en el país de las últimas décadas. Por el momento no tienen indicios sobre su inspiración y parecen lejos de hallarlo.

Los investigadores esperaban encontrar una enfermedad mental que justificara las acciones de Paddock, si embargo, la autopsia no muestra ninguna anomalía en su cerebro. "Todas esas cosas que ustedes esperarían encontrar... no las hemos encontrado", indicó el oficial al brindar detalles sobre la investigación. Esta nueva información fue seis minutos antes de que Stephen Paddock empiece la masacre desde la ventana de su habitación.

La petición de hacer este análisis fue del propio hermano del atacante, quien deseó que abrieran la cabeza de su pariente y "encontraran algo", porque "hay información perdida".

También se ha confirmado que Paddock tenía unos 22 kilogramos de explosivos y cerca de 1.600 balas en su automóvil. Desde su habitación logró asesinar a 58 personas antes de verse rodeado por las autoridades y acabar con su vida.

A más de una semana del tiroteo más mortal en la historia moderna de Estados Unidos en Las Vegas, se descubrió que un trabajador de mantenimiento le pidió a un despachador del hotel Mandalay Bay que llamara a la policía porque había un huésped que disparó dentro de su cuarto.

  • Leon Brazil