Conapred exige disculpas a diputadas por grito homófobo

El Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) llamó a los diputados federales a que, en el contexto de las discusiones y debates de los diferentes asuntos públicos, eviten expresiones discriminatorias que refuercen prejuicios y estereotipos negativos.

"Es una calificación negativa que estigmatiza pues homologa la condición homosexual con cobardía", indica el documento.

Puntualizó que el sentido con el que se da este grito colectivo en los estadios no es inocuo, sino que refleja la "homofobia, el machismo y la misoginia que privan aún en nuestra sociedad”".

El Conapred señaló que la expresión "eeeeh, puto" es doblemente grave cuando se reproduce por funcionarios públicos en un espacio como el Congreso.

El Conapred subrayó que las limitantes de la libertad de expresión son mayores para los congresistas porque tienen la obligación de no aumentar la vulnerabilidad de los grupos minoritarios.

"El pasado jueves, durante la sesión en San Lázaro, un grupo de diputadas del PRI lanzaron al legislador del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), Mario Ariel Juárez, el polémico grito "¡eeehhh puto!”, luego que éste acusara de corrupto al coordinador de la bancada del tricolor, el mexiquense César Camacho Quiroz. "En el 2018 el pueblo de México se los va a cobrar cuando bajen ustedes a pedir el voto", expresaba Ariel Juárez desde la tribuna.

El presidente de la Cámara de Diputados, Jorge Carlos Ramírez Marín, les pidió a las legisladoras que se dirigieran a sus compañeros con el debido respeto y provocó varios murmullos de desaprobación.

  • Leon Brazil