El escándalo de abuso sexual de un candidato, crece en Washington

Al mismo estilo del poderoso productor hollywoodense Harvey Weinstein, acusado de abusar sexualmente de más de 40 actrices, el político y aspirante republicano al Senado de Estados Unidos por Alabama, Roy Moore, de 70 años, afronta 5 gravísimas acusaciones por conducta inapropiada a menores edad.

Resulta que una noche de 1977, Beberly laboraba en un bar frecuentado por Moore, quien se ofreció llevarla a su casa y en el mismo auto abusó de ella, manoseando sus pechos y sacándole los pantalones.

Los senadores republicanos Orrin Hatch, Susan Collins, Lindsey Graham, Todd Young y Cory Gardner se sumaron a McConnell y pidieron el retiro de Moore, una decisión que podría abrir la puerta a que los demócratas reduzcan la estrecha mayoría de dos votos de los republicanos en el Senado. Sólo años después explicó el incidente a sus más íntimos: su hermana, su madre y su actual esposo, según relató la mujer ante los medios presentes.

Otras tres mujeres entrevistadas por el periódico aseguraron que Moore trató de seducirlas cuando ellas tenían entre 16 y 18 años y él iniciaba la treintena, aunque no le acusaron de haberlas forzado a mantener ningún contacto sexual. En ese entonces Moore era un fiscal de distrito y cliente regular del restaurante donde Nelson trabajaba.

Para disipar cualquier duda sobre su acusación, Nelson enseñó un anuario de fin de curso, en el que aparece una fotografía suya de adolescente junto a una dedicatoria muy cariñosa de Moore.

Por su parte, Moore rechazó el viernes las acusaciones, atribuyéndolas a un "intento desesperado de los demócratas y del Washington Post de atacar políticamente" su campaña. Horas antes de la nueva acusación, el líder republicano en el Senado, Mitch McConnell, aseguró creer a Corfman y afirmó que Moore debe "hacerse a un lado" en su búsqueda de ocupar el escaño que liberó Jeff Sessions cuando Trump le nombró fiscal general de EU.

Moore es un exjuez del Tribunal Supremo de Alabama conocido por su polémico uso de la Biblia para interpretar la ley y está alineado con la llamada "derecha alternativa" radical que propugna el exestratega jefe de la Casa Blanca Steve Bannon.

  • Leon Brazil