Este es el nuevo auto comercial más veloz del mundo

Y eso fue lo que hizo Bugatti en el pasado Salón del Fráncfort, cuando anunció que su modelo Chiron era el que menos tiempo precisaba en hacer 0-400 km/h-0. El punto más alto en la escala de Fujita es F5, que indica velocidades del viento de entre 261 mph y 318 mph.

Luego de siete años que el Bugatti Veyron Super Sport registrara un máximo de 431 km/h, el súper deportivo Koenigsegg Agera RS rompió el récord mundial de velocidad al registrar un promedio de 444,6 km/h.

Este modelo, del que solo se fabricaron 25 unidades, lleva un motor V8 de 5.0 litros de cilindrada que entrega una potencia total de 1.360 caballos de fuerza y un torque (momento de fuerza máxima del motor) de 1.371 Nm.

Ahora le quitó a la marca francesa el récord de velocidad final conseguido en 2010 con su Bugatti Veyron Super Sport, manejado en ese entonces por el piloto francés Pierre-Henri Raphanel: 434,5 km/h.

La medición de su velocidad máxima promedio se dio en una autopista, situada en Nevada, Estados Unidos. El Koenigssegg pesa apenas 1.395 kilos.

Los texanos hablan de un tiempo menor a los 30 segundos para la prueba de 0 a 400 km/h y de nuevo a 0 km/h cifra que sería en extremo pequeña. Pareciera que se necesitan grandes longitudes de pista de asfalto para poder alcanzar estas velocidades, pero la firma tejana afirma que su última creación acelerará de cero a 300 km/h en menos de 10 segundos.

Ahora sólo queda esperar la respuesta de Bugatti, que no debería demorar demasiado. Si los datos oficiales se validan contra el crono, el Hennessey Venom F5 se convertiría en el coche de producción más veloz del planeta.

  • Buena Jesus